5 causas y tratamientos naturales

Con todos los casos de diversas enfermedades y trastornos de los que escuchamos, notar que un nudo en la nuca puede ser alarmante para muchas personas.

Un cambio repentino en nuestros cuerpos puede ser un signo de un problema subyacente o puede no ser nada de qué preocuparse.

Ya sea que se trate de un bulto debajo o sobre la piel, lo mejor es consultar a su médico, aunque sea para tranquilizarlo. Puede haber muchas razones por las que tiene un bulto en la parte posterior del cuello.

La mayoría de los bultos pasan desapercibidos y generalmente son benignos. Un bache en la parte posterior del cuello puede no causar ningún dolor o incomodidad. El tamaño y la ubicación de un bulto determina la causa y la gravedad de la posible condición de salud. Exploraremos las cinco causas más comunes.

Causas de un bulto en la parte posterior del cuello

1. Una lesión en un músculo o tendón debido a un accidente o movimiento extenuante, puede provocar un bulto en la parte posterior del cuello. El bulto puede ser el músculo mismo, ya que se mueve en su lugar cuando está dañado. Nuestros músculos y tendones mantienen la forma de nuestro cuerpo. Puede sentir dolor, rigidez en el cuello o dificultad para mover el cuello. Esta es una causa muy común de un bulto en la parte posterior del cuello. El tratamiento generalmente consiste en reposo, compresas de hielo y analgésicos de venta libre.

2. La amigdalitis o inflamación de las amígdalas, por lo general comienza con un bulto en la parte frontal del cuello con un bulto que aparece en la parte posterior una vez que la infección comienza a extenderse. Ubicadas en la parte posterior de la garganta, justo por encima del extremo de la lengua, las amígdalas son responsables de prevenir la entrada de bacterias dañinas en nuestro cuerpo. Una vez que las amígdalas se llenan de bacterias, se hinchan y pueden infectarse.

Los síntomas incluyen dolor en la garganta, fiebre y dificultad para tragar, además de un bulto. Estos pueden tratarse con gargarismos con agua salada, antibióticos o, en casos extremos, cirugía.

3. Los ganglios linfáticos inflamados son ​​muy comunes con los resfriados y el dolor de garganta y pueden presentarse como bultos palpables en el cuello, especialmente en la parte posterior del cuello en algunos casos. Los ganglios linfáticos se encuentran en todo el cuerpo, principalmente en las regiones del cuello y las axilas, y forman parte del sistema linfático. El sistema linfático es vital para nuestros sistemas circulatorio e inmunológico ya que está compuesto de pequeños vasos de líquido linfático que fluye por todo nuestro cuerpo para prevenir infecciones.

Las bacterias se mantienen en los ganglios linfáticos para ser destruidas por los glóbulos blancos. Los ganglios linfáticos inflamados indican que están llenos de bacterias, lo que hace que se agranden y presenten dolor en la región del cuello. Otra causa de ganglios linfáticos inflamados es la fiebre glandular. Si la causa es una infección bacteriana, se recetarán antibióticos y se recomienda reposo para infecciones virales.

4. El linfoma es un cáncer causado por la multiplicación anormal de estos glóbulos blancos que circulan en nuestro líquido linfático. A medida que se acumulan en los ganglios linfáticos, forman un tumor que se puede ver y sentir como un bulto en la parte posterior del cuello. No hay dolor asociado con estos bultos y otros síntomas pueden incluir sudores nocturnos, fiebre, fatiga y picazón. El tratamiento incluye quimioterapia, radiación y posiblemente cirugía.

5. Los forúnculos de cuello son ​​otro bulto común que aparece en la parte posterior del cuello. Llenos de una infección bacteriana, estos forúnculos se producen por falta de higiene, diabetes, daño en la piel o coagulación. Comenzando como una protuberancia roja, el forúnculo se endurece y puede cambiar de color a medida que se llena de pus.

Puede tornarse bastante doloroso e ir acompañado de fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos. Se sugieren compresas tibias con antibióticos y un posible drenaje realizado por su médico para el tratamiento.

Tratamientos para el nudo en la parte posterior del cuello

Como se observó, un bulto en la parte posterior del cuello puede ser causado por varias condiciones de salud, algunas serias y otras no tan graves.

La ubicación y la apariencia son señales importantes para que un médico determine la causa y el tratamiento del bulto, ya que hay varios músculos, órganos y tejidos en juego.

Algunos Las áreas que pueden causar preocupación incluyen los músculos del cuello, los ganglios linfáticos, la glándula tiroides, la laringe, las vértebras cervicales y numerosas arterias y venas.

Dependiendo de la causa, hay tratamientos para el cuello como se discutió en las causas comunes anteriores. 19659002] Hay pasos adicionales que puede seguir para evitar que se forme un nudo natural en la base del cuello con la edad.

  • Prevenir un bulto relacionado con la osteoporosis en el cuello al tener la cantidad diaria recomendada de calcio y vitamina D.
  • Hacer ejercicio regularmente y mantener una dieta saludable reducirá las probabilidades de obesidad y adelgazamiento de los huesos.
  • Mantén la postura adecuada para evitar una espalda redondeada. Los consejos para sentarse adecuadamente incluyen inclinarse hacia adelante desde las articulaciones de la cadera, colocar los pies ligeramente debajo de la silla, colocar las manos en los costados de la silla, sentarse con la pelvis levantada con la silla inclinada hacia delante, desentir de las articulaciones de la cadera e inclinarse hacia atrás . Estar parado apropiadamente permite que la pelvis no sea empujada hacia adelante, sino más debajo de usted, relajando la espalda y soltando el tórax.
  • El ejercicio diario para la columna vertebral implica relajar el brazo derecho hacia un lado y luego mover el hombro hacia atrás y hacia abajo para que el brazo está terminado. Este movimiento permitirá que la escápula se aplaste. Repita con el brazo izquierdo.

Si siente un bulto o protuberancia en la parte posterior de la cabeza, recuerde no entrar en pánico ya que hay muchas causas para esta afección. Usted puede o no experimentar dolor y la mayor parte del tiempo, no habrá interrupción en sus actividades diarias.

Es importante tener en cuenta cualquier síntoma que pueda tener, como fiebre, dolores y molestias, dolor de garganta, o fatiga Dependiendo de la ubicación, su médico podrá determinar la gravedad de su afección y sugerir el mejor tratamiento para ella, ya sea un remedio casero o exámenes médicos.


Leave a Comment