África pasa la marca de un año desde el último caso de polio

Los líderes africanos están expresando alivio provisional a medida que el continente pasa 366 días sin un caso de polio. El último caso conocido se registró en Somalia el 11 de agosto de 2014.

En su mayor parte, la celebración ha sido modesta. Nigeria, por ejemplo, marcó la ocasión con una pequeña ceremonia de plantación de árboles. Parte del optimismo cauteloso es evitar que se pierda el impulso de los esfuerzos de vacunación debido al exceso de confianza. La otra parte se debe a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no considerará oficialmente la erradicación de la poliomielitis en África hasta que pasen tres años sin un incidente. Aún así, el hito de un año es un testimonio de la innovación y la tenacidad de los funcionarios de salud mundiales y los gobiernos africanos.

El esfuerzo mundial para eliminar la polio comenzó en 1988, y los casos han estado cayendo anualmente desde entonces. Nigeria se convirtió en un punto conflictivo de la polio en 2003, luego de una fatwa que afirmaba que la vacuna era un plan para esterilizar a las mujeres musulmanas. Esto, combinado con los rumores de que contenía productos derivados del cerdo y el VIH, provocó que el gobernador del estado noroccidental de Kano suspendiera las vacunas durante un año. En ese momento, una cepa local se extendió a otras 10 naciones africanas, seguida de Arabia Saudita, Yemen e Indonesia.

Para promover y propagar la vacuna contra la polio en toda África, se han empleado numerosos métodos. Con el fin de contrarrestar los rumores sobre la vacuna, los estudiosos islámicos fueron enviados para respaldar las vacunas como halal. Los movilizadores de la comunidad -muchos sobrevivientes de la polio o madres- fueron llamados a difundir información hablando con sus vecinos. Los equipos de estudio mapearon aldeas y áreas de difícil acceso para que los esfuerzos de distribución pudieran organizarse mejor. Cuando el grupo terrorista Boko Haram comenzó a activarse, se desarrollaron equipos de “golpe y fuga” que aterrizarían en áreas públicas en días seguros para administrar vacunas.

El año pasado, solo se reportaron 34 casos de polio en todo el mundo. Todas las ocurrencias fueron en Pakistán y Afganistán. Mientras esto ejerce presión sobre los gobiernos de los dos países para que lo hagan mejor, también significa que el virus, por ahora, parece estar arrinconado.

 

Leave a Comment