Causas, síntomas y tratamientos para la inflamación

Primero, ¿qué es exactamente la enteritis? La enteritis es la inflamación del intestino delgado, también conocida como intestino delgado. Este término puede referirse a una de las tres partes del intestino delgado, como el duodeno, el yeyuno o el íleon, y también puede asociarse con el intestino delgado en su conjunto. además, el término enteritis generalmente está relacionado con la inflamación de órganos vecinos, como gastroenteritis, inflamación del estómago.

Causas de la enteritis

Las causas de enteritis pueden estar relacionadas con infecciones bacterianas o virales a través de la ingestión. Una vez que los microorganismos ingresan al intestino delgado, se irrita e inflama. La inflamación del intestino delgado también puede ser causada por factores externos y otras afecciones de salud. Los que corren un alto riesgo de contraer la condición son los viajeros, los expuestos a agua y alimentos contaminados o no tratados, y aquellos con familiares cercanos que experimentan enfermedades intestinales.

1. Enfermedades autoinmunes

Una enfermedad autoinmune hará que su sistema inmune ataque el tejido sano en los intestinos. La inflamación se conoce como enteritis autoinmune y puede conducir a enteritis crónica. Estas enfermedades generalmente no tienen una causa conocida y son desencadenadas por infecciones, factores ambientales y genética. La enfermedad inflamatoria intestinal conocida como enfermedad de Crohn es uno de estos casos.

2. Trauma

Una lesión en el intestino delgado puede hacerla susceptible a la infección, lo que provoca inflamación. Esto generalmente se observa con procedimientos invasivos y cirugía.

3. Medicamentos

Hay algunos medicamentos recetados y de venta libre que pueden causar enteritis. Esto puede incluir ibuprofeno y naproxeno sódico. Puede aparecer con el uso prolongado de la droga recreativa cocaína.

4. Sobrecrecimiento Bacteriano Intestinal Pequeño (SIBO)

El trastorno digestivo SIBO es otra causa. La acumulación de bacterias en el intestino delgado a veces se observa con diabetes, pancreatitis crónica, lesión del intestino y el uso de ciertos medicamentos. También puede ser causado por el proceso natural de envejecimiento.

¿Cuáles son los síntomas de la enteritis?

Los síntomas de la enteritis varían de leves a graves. Pueden estar presentes a las pocas horas de la infección bacteriana o viral que invade el intestino delgado, o pueden no aparecer durante varios días. Esté atento a los síntomas de enteritis crónica y aguda como:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Dolor abdominal o recto
  • Calambres
  • Pérdida del apetito
  • Secreción o sangre desde el recto

Los síntomas graves pueden ser un signo de enteritis crónica y ponerlo en riesgo de deshidratación. Sin tratamiento, esto puede conducir a más complicaciones de salud. Los signos de deshidratación incluyen debilidad, sed excesiva, fatiga y mareos. Los cambios en el color de la orina, el olor y el volumen de salida también pueden indicar hidratación.

¿Cuáles son los tipos de enteritis?

El diagnóstico de enteritis depende en gran medida del tipo de este trastorno. Los tipos más comunes son las infecciones bacterianas o víricas, las afecciones de la salud, la mala circulación sanguínea y las inducidas por la medicación y el alcohol.

1. Enteritis infecciosa

Esta amplia forma de inflamación del intestino delgado generalmente es causada por un invasor bacteriano, y la fuente generalmente está relacionada con la intoxicación alimentaria. Esto puede ocurrir al exponerse y consumir agua y alimentos no tratados o contaminados, como carne de ave y productos cárnicos crudos, productos frescos y leche no pasteurizada. Las malas condiciones de comida y agua pueden ser el resultado de una mala higiene de los manipuladores, un procesamiento inadecuado o un almacenamiento inadecuado de los productos. Las formas bacterianas responsables incluyen salmonela, E. coli, Staphylococcus aureus Y. enterocolitica, shigella, C. jeiuni, y la especie de bacilo.

2. Radiación

La enteritis por radiación puede ocurrir con tratamientos de radiación para el cáncer. Si bien la radiación está destinada a matar células cancerígenas nocivas, también puede destruir células sanas. Esta forma se ve en las etapas iniciales de exposición a la radiación en el abdomen, la pelvis o el recto, y hasta ocho semanas después de que finaliza la radioterapia. En casos raros, los síntomas duran años.

Tratamiento de la enteritis

El tratamiento con enteritis puede realizarse bajo atención médica o, en el caso de condiciones leves, puede no ser necesario en absoluto. Nuestro cuerpo tiene la maravillosa capacidad de curarse a sí mismo en ciertas circunstancias, y la inflamación puede disiparse por sí misma.

Para los síntomas de diarrea y vómitos, es posible que deba reponer la pérdida de líquidos por vía intravenosa. Es posible que pueda combatir esta situación con una solución de electrolito en casa. Esto ayudará a prevenir la deshidratación.

Dependiendo de la causa y la gravedad de sus síntomas, es posible que necesite medicamentos antiinflamatorios o antibióticos para tratar el problema.

Prevención de la enteritis

Para prevenir la enteritis del intestino delgado, hay son varios consejos importantes sobre higiene y preparación de alimentos y cambios en el estilo de vida.

  • Lávese las manos con jabón y agua caliente antes y después de manipular alimentos.
  • Use limpiadores a base de alcohol o toallitas húmedas si no hay agua corriente disponible. [19659016] Evite beber agua no tratada cuando viaje.
  • Use superficies limpias para preparar los alimentos.
  • Evite la contaminación cruzada de alimentos y utensilios cuando cocine.
  • Cocine las aves y la carne a las temperaturas apropiadas.
  • Almacene los alimentos al nivel apropiado. temperature.
  • Compre y consuma alimentos antes de la fecha de vencimiento.
  • Limite el uso de medicamentos de venta libre que pueden causar inflamación.
  • Evite el consumo de tabaco.
  • Limite el consumo de alcohol.
  • Los efectos y complicaciones de la enteritis pueden ir más allá de la inflamación del intestino delgado, ya que es un jugador importante en la función de nuestro sistema digestivo. Si bien muchos casos son leves y no requieren tratamiento, es importante que usted conozca los síntomas y condiciones que lo acompañan y que pueden generar serias preocupaciones. El sentido común es clave en las tácticas de prevención, ya que la preparación cuidadosa de alimentos y bebidas y un estilo de vida saludable hacen mucho para evitar que la enfermedad se desarrolle.

Leave a Comment