Cómo tratar los ganglios linfáticos inflamados en el cuello de forma natural

Los ganglios linfáticos agrandados o inflamados se encuentran más comúnmente en el cuello, incluyendo los lados del cuello, frente del cuello y detrás del cuello detrás de las orejas. Los ganglios linfáticos inflamados también pueden aparecer en las axilas debajo del mentón y en el área de la ingle. También puede encontrar grupos grandes de ganglios linfáticos agrandados en el abdomen y el área del tórax.

Pero, ¿qué son los ganglios linfáticos? Son una parte vital de los sistemas inmunitario y linfático que ayudan su cuerpo lucha contra las infecciones y las enfermedades. Son glándulas pequeñas en forma de frijol que transportan nutrientes, líquidos y desechos entre el torrente sanguíneo y los tejidos corporales. En general, los nódulos linfáticos no son dolorosos, y usted probablemente ni siquiera los sentirá.

El problema es cuando los ganglios linfáticos se hinchan. Esta afección a veces también se denomina glándulas inflamadas, linfadenitis o linfadenopatía.

¿Qué causa los ganglios linfáticos inflamados en el cuello?

Cuando los ganglios linfáticos se hinchan en un lugar específico como el cuello, podría indicar una infección menor como una afección común frío o algo más serio como una lesión, inflamación o incluso cáncer. Las siguientes son posibles causas de ganglios linfáticos inflamados en el cuello:

  • Virus: Incluyendo herpes, virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), un resfriado común, sarampión por adenovirus, varicela y mononucleosis infecciosa (mono).
  • Bacterias: Incluyendo estafilococos, estreptococos, enfermedad por arañazo de gato, sífilis, clamidia, tuberculosis y otras enfermedades de transmisión sexual.
  • Enfermedades fúngicas: Incluyendo histoplasmosis y coccidioidomicosis .
  • Parásitos : Los parásitos vinculados con ganglios linfáticos inflamados incluyen leishmaniasis y toxoplasmosis.
  • Causas inflamatorias: Las causas inflamatorias de ganglios linfáticos inflamados incluyen lupus, artritis reumatoide y sensibilidad a ciertos medicamentos.
  • Cáncer: Los cánceres vinculados con ganglios linfáticos inflamados incluyen cáncer de pulmón, linfomas y leucemia.
  • Linfoma y leucemia: La leucemia linfocítica aguda o crónica se deriva de células cancerosas en la médula ósea Los linfomas, por otro lado, se desarrollarán en los ganglios linfáticos u otro tejido linfático dentro del cuerpo. Ambos tipos de cáncer causarán inflamación de los ganglios linfáticos, incluidos los ganglios en el cuello. Dicho esto, la hinchazón con linfoma y la leucemia a menudo es indolora. Estos tipos de nodos también se pueden clasificar como duros y firmes en lugar de una consistencia que es normal y gomosa.
  • Amigdalitis : La amigdalitis o inflamación de las amígdalas, es otra infección que produce ganglios linfáticos inflamados en el cuello. Esto se debe a que las amígdalas son una parte clave del sistema inmunitario. Diversas bacterias y virus pueden causar amigdalitis, que incluyen Streptococcus pyogenes virus del herpes simple, virus de Epstein-Barr, citomegalovirus y adenovirus. Otros síntomas comunes de la amigdalitis incluyen amígdalas agrandadas, voz ronca, fiebre, deglución dolorosa y mal aliento.
  • Infección de garganta: Una infección de garganta, o faringitis es otra causa de ganglios linfáticos inflamados en el cuello. Los ganglios linfáticos inflamados levemente sensibles o indoloros son comunes con la faringitis viral. La mayoría de las infecciones bacterianas de la garganta a menudo se deben a un tipo de faringitis llamada faringitis estreptocócica, causada por la bacteria Streptococcus del grupo A. Los síntomas típicos de una faringitis estreptocócica incluyen ganglios linfáticos hinchados y sensibles en el cuello, dolor de garganta, dificultad para tragar, pérdida de apetito, dolor de cabeza, escalofríos y fiebre.
    Otras causas de ganglios linfáticos inflamados en el cuello incluyen rechazos de injertos de trasplante, sarcoidosis y enfermedades genéticas de almacenamiento de lípidos.

Síntomas para reconocer ganglios linfáticos inflamados en el cuello

¿Cómo puede saber si tiene un ganglio linfático inflamado? ¿en el cuello? Los ganglios linfáticos inflamados pueden aparecer tan pequeños como un guisante o tan grandes como una cereza.

Por ejemplo, los ganglios linfáticos pueden ser normales si tienen menos de un centímetro de tamaño. Sin embargo, cuando se hinchen, se duplicarán o triplicarán hasta el punto en que puedan sentirse. ¿Cuáles son otros síntomas relacionados con ganglios linfáticos inflamados?

  • Cálida, hinchada y con piel roja en el ganglio linfático
  • Bultos
  • Dolor o sensibilidad cuando los toca
  • Síntomas de infección como dolor de garganta, boca llagas, fatiga, tos, secreción nasal, sudoración, escalofríos y fiebre
  • Pérdida de peso
  • Ganglios linfáticos que crecen rápidamente
  • Ganglios linfáticos inflamados durante más de dos semanas

Cómo tratar nódulos linfáticos inflamados en Cuello

Las ganglios linfáticos inflamados pueden hacerse más pequeñas sin tratamiento. Otras veces se requiere tratamiento. Si este es el caso, el tratamiento de los ganglios linfáticos en el cuello dependerá de la causa del síntoma.

Por ejemplo, si se piensa que el cáncer es la causa del nódulo linfático inflamado en el cuello, una biopsia ayudará a confirmar el diagnóstico. Si la causa es viral o bacteriana, se pueden recetar medicamentos antivirales o antibióticos para eliminar los ganglios linfáticos inflamados.

Desde un punto de vista holístico, también hay remedios naturales que pueden administrarse para los ganglios linfáticos inflamados .

Remedios para tratar los ganglios linfáticos inflamados en el cuello

  • Remedios homeopáticos: La homeopatía puede ayuda a tratar glándulas inflamadas de los ganglios como Mercurius solubilis, Kali muriaticum, Natrum muriaticum belladona yodo, silicea, Calcarea fluorica, bromo, Calcarea carbonica y Ferrum phosphoricum. La tintura homeopática también ayudará a drenar el sistema linfático y desencadenar una respuesta inmune. Consulte a un homeópata para obtener el mejor remedio en función de sus síntomas.
  • Remedios herbales: El ajo es un remedio herbal natural antiinflamatorio y antibacteriano muy conocido que combate las infecciones y ayuda al sistema inmunitario. El ajo reducirá la hinchazón y la inflamación cuando el ganglio linfático está inflamado. Otros remedios herbales que tratan las glándulas hinchadas y el sistema linfático incluyen Echinacea, cuchillas, raíz de regaliz, menta, cúrcuma, olmo, jengibre, sello de oro, hoja de olivo, gordolobo, alholva, plata coloidal y aceite de ricino.
  • Vinagre de sidra de manzana : También es posible que pueda tratar los ganglios linfáticos inflamados en el cuello con vinagre de sidra de manzana. Se usa para tratar infecciones debido a sus propiedades antibacterianas. Para tratar potencialmente los ganglios linfáticos inflamados, combine el vinagre de sidra de manzana con agua filtrada, empape un paño con la mezcla y colóquelo en los ganglios linfáticos inflamados de su cuello. Después de cinco minutos, enjuague el área afectada y déjela secar. Repita esto dos o tres veces al día.
  • Miel: La miel también puede tratar los ganglios linfáticos inflamados en el cuello debido a sus propiedades antibacterianas y antivirales. Consuma al menos dos cucharaditas de miel orgánica cruda dos veces al día, o una cucharadita de miel en un vaso de agua al día. También puedes aplicar miel cruda en tus ganglios linfáticos inflamados. Lave la miel después de 15 minutos y use esta técnica dos veces al día.
  • Agua salada: Otra forma posible de tratar los ganglios linfáticos inflamados en el cuello es intentar hacer gárgaras con agua salada para reducir la hinchazón y la inflamación en los ganglios linfáticos del cuello y la garganta causados ​​por infecciones. Agregue media cucharadita de sal marina gruesa a un vaso de agua tibia. Haga gárgaras con esta mezcla varias veces al día durante hasta una semana.

Cambios en el estilo de vida para controlar los ganglios linfáticos inflamados en el cuello

También existen ciertos cambios en el estilo de vida y otros tratamientos naturales que pueden ayudar a controlar los ganglios linfáticos inflamados. ¿Cuáles son otras formas de controlar los ganglios linfáticos inflamados en el cuello?

  • Compresa caliente: Una compresa caliente mejora la circulación sanguínea y, por lo tanto, reduce el dolor y la inflamación asociados con los ganglios linfáticos inflamados. Remoje un paño en agua caliente, escúrralo y colóquelo sobre los ganglios linfáticos inflamados durante unos 10 minutos. Aplique una compresa tibia o húmeda en su área afectada varias veces por día.
  • Dieta: La dieta adecuada también es muy importante para reducir los ganglios linfáticos inflamados en el cuello. Lo mejor es consumir alimentos que mejoren el sistema inmunitario. Algunas buenas opciones incluyen verduras de hoja verde oscuro, sopas de caldo de huesos y jugos de vegetales recién exprimidos. También es una buena idea reducir el azúcar, los lácteos y el trigo.
  • Vitaminas y minerales: Las vitaminas, los minerales y otros nutrientes también pueden ayudar a construir el sistema inmune y linfático, incluida la vitamina A con carotenos, vitamina C con bioflavonoides, zinc, selenio, vitamina D3 (colecalciferol), vitamina B12, aceite de pescado y probióticos.
  • Ejercicio: También es una buena idea hacer ejercicio al menos cinco días a la semana durante 30 minutos al día. El ejercicio aumentará el flujo del sistema linfático. Algunos ejemplos de ejercicios para ganglios linfáticos inflamados incluyen caminar o trotar suavemente. Caminar vigorosamente o trotar durante 30 minutos al día calentará todo el sistema muscular. Después, siéntese en una silla o póngase de pie con la espalda recta.

Tomar tiempo para tratamientos naturales que alivian el estrés como el yoga y la terapia de masaje también puede ayudar a reducir la inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

Yoga

El poder del yoga es bastante increíble. Es un movimiento meditativo de mente y cuerpo que se remonta a la India antigua. Algunas de las variaciones de yoga más populares incluyen Bikram, Iyengar, Astanga y Vinyasa, todas ellas derivadas del Hatha yoga. El yoga es una gran práctica para aquellos con ganglios linfáticos hinchados en el cuello.

Las posturas invertidas con la cabeza debajo de su corazón le permitirán disminuir la hinchazón y fortalecer los ganglios linfáticos de su cuello. Entre estas posturas invertidas se incluyen un doblez hacia delante (uttanasana), un perro boca abajo (adho mukha svanasana) y una pose de león (naukasana).

Otras posturas que benefician a los ganglios linfáticos incluyen:

  • Postura del niño (balasana)
  • Piernas anchas de pie hacia adelante (prasarita padottanasana)
  • Apoyado en la cabeza (salamba sirsasana)
  • Soporte de hombro apoyado (salamba sarvangasana)
  • Arado pose (halasana)
  • pose de abdomen revuelta (jathara parivartanasana)
  • pose de puente (setu bandha sarvangasana)
  • pose de adepto (siddhasana)
  • pose de cadáver (savasana)

Terapia de masaje

Las sesiones de masaje regulares pueden ayudar a reducir los ganglios linfáticos inflamados y la hinchazón. Otra opción es masajear suavemente sus ganglios linfáticos diariamente durante aproximadamente 15 minutos. Esto estimulará los ganglios linfáticos para mejorar la función linfática.

También puede masajear sus ganglios linfáticos inflamados con aceites transportadores como jojoba, almendras dulces, orégano y aceite de eucalipto para ayudar a eliminar el flujo y disminuir la inflamación.

Pasos para masajear los ganglios linfáticos inflamados

Existen pautas particulares para masajear los ganglios linfáticos inflamados para ayudar a prevenir cualquier daño al cuerpo.

En general, los movimientos lentos y la presión leve son los mejores para ayudar a estimular los vasos linfáticos debajo de la piel. Como resultado, el automasaje normal no funcionará. Por el contrario, su presión sobre el ganglio linfático debe imitar el pulso y el ritmo del sistema linfático.

La presión se debe realizar en un movimiento descendente para alentar la salida de desechos y líquidos.

Para hacer un masaje linfático, siga los siguientes pasos:

  • Paso 1: Con una suave presión, aplique las puntas de los dedos en el borde superior hasta la mitad de la clavícula durante unos tres segundos. Aplique el estiramiento cinco veces con una pausa de aproximadamente tres segundos entre cada presión.
  • Paso 2: A continuación, masajearás el trapecio, un músculo triangular en la parte posterior del cuello y los hombros. Coloque los dedos en el trapecio, estire la piel hacia los hombros externos y luego presione hacia adelante en un movimiento en espiral. El movimiento tomará unos tres segundos. Después, elimine la presión por completo durante tres segundos antes de repetir todo el paso cinco veces.
  • Paso 3: El tercer paso es abrazar el cuello con los dedos en la posición de “ala de mariposa”. Asegúrate de que tus dedos cubran solo el cuello, mientras que tus manos no toquen el cuello. Aplique una presión muy suave en las orejas y hacia abajo hasta la clavícula. Aplique presión durante tres segundos y repita cinco veces con una pausa de tres segundos entre presión.
  • Paso 4: Coloca los dedos en los lados de tu cuello y estira suavemente la piel, y mueve hacia abajo hacia la clavícula. De nuevo, haz esto por tres segundos y repite cinco veces.
  • Paso 5: Coloque dos dedos detrás del lóbulo de la oreja y estire la piel directamente hacia abajo hasta una pulgada de longitud. De nuevo, estírese durante tres segundos cinco veces, con pausas de tres segundos entre movimientos.

Si se realiza correctamente, es probable que todos los ganglios linfáticos se abran. Para completar el masaje del cuello linfático, estos pasos también se deben realizar en movimiento inverso para estimular el flujo de fluidos a la clavícula.

Consejos de precaución para masajear los ganglios linfáticos inflamados

  • Beba mucha agua limpia y filtrada para eliminar la toxina del cuerpo construir.
  • Asegúrese de que la presión sea suave y suave para obtener los mejores resultados. Es necesario un estiramiento ligero ya que ayuda a bombear manualmente los vasos linfáticos.
  • Estira la piel en una dirección donde fluyen los nódulos linfáticos. El estiramiento siempre se debe aplicar durante tres segundos, antes de hacer una pausa de tres segundos y luego repetir el paso.

¿Cuánto tiempo permanecen hinchados los ganglios linfáticos?

¿Cuánto tiempo permanecerán hinchados los ganglios linfáticos? A menudo, los ganglios linfáticos inflamados desaparecerán en unos días. Sin embargo, también se cree que los ganglios linfáticos permanecen firmes o hinchados mucho después de que desaparece su infección inicial. Esto es a menudo cierto para los niños donde las glándulas ganglionares se reducen de tamaño, pero continuarán siendo notablemente firmes durante varias semanas.

Cuándo ver a un médico por ganglios linfáticos inflamados en el cuello

¿Cuándo es el momento adecuado para ver un médico después de sentir un ganglio linfático hinchado en el cuello? Asegúrese de visitar al médico si sus ganglios linfáticos están relacionados con pérdida de peso, sudores nocturnos y fiebre, y no hay ningún signo evidente de infección. También debería considerar la asistencia médica si recibió tratamiento previo para una infección y tiene un ganglio linfático inflamado en el cuello.

¿Qué sucede si tiene cáncer o recibió tratamiento previo para un tumor? Si nota un nuevo ganglio linfático en el lugar del cáncer, también haga el viaje al médico.

Es una buena idea visitar a su médico si sus ganglios linfáticos inflamados se acompañan de los siguientes síntomas:

Las glándulas de los ganglios linfáticos inflamados aparecen sin una razón clara

  • Se sienten gomosas o duras, y son sólidas al tocarlas
  • Están presentes o continúan agrandándose durante dos a cuatro semanas
  • También tiene una lesión garganta, y dificultad para respirar o tragar

Leave a Comment