Conozca sobre la línea de tiempo y los síntomas de retirada de opiáceos con consejos de prevención

Esto puede llevar a quienes la padecen a evitar la “seguridad neto “de la droga, alimentando así un ciclo de adicción. Pero no tiene por qué ser así, y parte de lo que puede ayudar es saber lo que nos depara el futuro. Con esto en mente, presentamos un calendario de retiro de opiáceos: una guía sobre qué esperar y cuándo esperarlo al dejar el consumo de opiáceos o reducir en gran medida la dosis después de un largo período de uso. Cubriremos los síntomas de abstinencia de opiáceos, las complicaciones y los consejos de prevención.

¿Qué es la abstinencia de opiáceos?

¿Qué es la abstinencia de opiáceos exactamente? En pocas palabras, es lo que sucede cuando deja de usar opiáceos. Los opiáceos son medicamentos derivados de la sustancia opio, que es producida naturalmente por las semillas de la planta de adormidera. Las drogas podrían ser opiáceos legales como morfina, “Oxycontin”, “Vicodin” o “Dilaudid”. También podrían ser sustancias ilegales como la heroína, pero independientemente, la persona ha dejado de usarlas o ha disminuido drásticamente la dosis.

El retiro puede comenzar ya sea que la suspensión del uso de drogas ocurra lenta o repentinamente. Y puede causar una serie de síntomas físicos y complicaciones. No se equivoque, este proceso puede ser increíblemente desagradable. Si la dependencia física del opiáceo es grande, el retiro en sí mismo puede ser mortal si los profesionales médicos lo hacen incorrectamente o no lo controlan.

Síntomas de abstinencia de opiáceos

¿Hay una línea de tiempo de abstinencia de opiáceos estándar? Es importante recordar que cada caso es diferente y que cada persona reaccionará de manera diferente, pero los expertos sugieren que los síntomas de abstinencia de opiáceos se presentan esencialmente en dos etapas diferentes. Tanto los síntomas de abstinencia en la etapa temprana como en la etapa tardía pueden diferir en gravedad dependiendo de la profundidad de la dependencia física. Las primeras etapas de los síntomas de abstinencia generalmente ocurren dentro de las 6 a 12 horas para los opiáceos de acción corta y dentro de las 30 horas posteriores a los opiáceos a largo plazo. Los síntomas físicos de la etapa inicial pueden incluir:

  • Desgarro
  • Excesivo bostezo
  • Agitación
  • Problemas para quedarse dormido
  • Ansiedad
  • Nariz
  • Sudor
  • Corazón de carreras
  • Dolores musculares
  • Hipertensión
  • Fiebre

Los síntomas de abstinencia física en etapas avanzadas usualmente alcanzan su altura dentro de las 72 horas y pueden incluir:

  • Piel de gallina
  • Depresión
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Calambres estomacales
  • Ansia de drogas

Dependiendo de la gravedad de la dependencia física a los opiáceos, los síntomas físicos pueden durar aproximadamente una semana, pero pueden durar un poco más. Los síntomas que tienen una base psicológica como depresión ansiedad, agitación y ansias de drogas pueden durar más allá de la marca de una semana.

Estos síntomas se pueden aliviar durante el proceso de abstinencia con algunos medicamentos diferentes . La metadona se puede usar para destetar lentamente a los consumidores de opiáceos y ayudar a mitigar los síntomas durante el proceso. Esto en sí mismo puede convertirse en un problema, ya que la metadona también es un opiáceo. La buprenorfina se puede utilizar para ayudar a acortar el plazo de los síntomas.

Se puede recetar clonidina para ayudar a reducir muchos de los síntomas, como dolores musculares, ansiedad, secreción nasal, agitación, sudoración y cólicos, pero, por desgracia, este medicamento no ayuda a reducir ninguno de los antojos de drogas. Ahora que ya sabe cuáles son los principales aspectos de la abstinencia, es hora de analizar las complicaciones que conllevan.

Complicaciones por abstinencia de opiáceos

Si bien los síntomas de la abstinencia de opiáceos pueden ser difíciles de tratar, también existen complicaciones que acompañan a la abstinencia de opiáceos que deben tenerse en cuenta. La deshidratación es una complicación y preocupación importante debido a las posibilidades de diarrea y vómitos. El vómito también trae consigo el potencial de aspiración, si el vómito se respira y entra a los pulmones en lugar de abandonar el cuerpo. La aspiración puede provocar problemas respiratorios, como neumonía e infecciones pulmonares.

En la mayoría de los casos, los opiáceos se usan para controlar y controlar el dolor. Una vez que los pacientes están sin opiáceos, es muy probable que el dolor que estaba siendo medicado con ellos regrese. La mayor complicación que conlleva la abstinencia de opiáceos es la recaída.

El problema con los opiáceos es que cuanto más los utilizas, más débil se vuelve el efecto. Los usuarios activos generalmente tienen que buscar dosis mayores para reproducir los efectos de los primeros usos. Después de que una persona ha pasado por una abstinencia completa y está relativamente limpia, si esa persona vuelve al uso de opiáceos, a menudo reanudarán la misma dosis que usaron por última vez. El peligro de esto es que el cuerpo ya no puede manejar esta cantidad de opiáceo, que a menudo lleva a la persona a una sobredosis severa.

Consejos para la prevención del retiro de opiáceos

Si bien no hay forma de prevenir realmente la abstinencia en un usuario de opiáceo , hay algunas cosas que puede hacer para que todo el proceso sea un poco más fácil.

1. Vea a un médico

Su mejor opción es dejar los opiáceos con la ayuda de un profesional médico. Un médico puede ayudarlo a controlar su salud mientras está en retiro y, de ser necesario, puede recetar medicamentos para facilitar el proceso de extracción.

2. Keep Hydrated

Es una sugerencia simple, pero mantenerse hidratado con agua y bebidas sanas con electrolitos puede ayudar con las complicaciones que acompañan a los sudores, la diarrea y los vómitos.

3. Do not Go Cold Turkey

Aunque dejar de fumar opiáceos puede funcionar para algunos, puede provocar síntomas de abstinencia severos (y posiblemente fatales) o una recaída rápida en otros. Un método mejor es destetar lentamente de los opiáceos, para que el cuerpo pueda reacomodarse lentamente a la vida sin ellos. Esto también se realiza mejor bajo supervisión médica.

Cronograma de retirada de opiáceos: ¡tenga cuidado!

Si tiene una adicción a los opiáceos o está buscando dejar el uso de opiáceos, es muy probable que esta información lo haya abrumado. La abstinencia de opiáceos puede, de hecho, ser una afección muy atemorizante y peligrosa. Pero no permita que el miedo le impida buscar ayuda. Hay una luz al final del túnel para aquellos que exitosamente abandonan el hábito. Su cronograma de retiro de opiáceos puede ser más largo y más difícil de lo esperado, pero es posible.

Solo asegúrese de tomar precauciones. Lo mejor es conseguir que un profesional médico, ya sea un médico o un asesor de medicamentos, participe en su tratamiento para minimizar los síntomas y las posibilidades de recaída. Con suerte, saldrá del otro lado mejor de lo que está hoy.

Artículos relacionados

13 Mejores remedios de abstinencia de opiáceos para aliviar los síntomas

 

Leave a Comment