Dolor de axila: causas y tratamientos

El dolor en las axilas es molesto y puede dar miedo. Ya sea en la axila derecha o izquierda, el dolor puede dificultar incluso rascarse la cabeza mientras te preguntas qué está pasando. Es un lugar inusual para el dolor, después de todo.

Cuando se trata del dolor de la axila, los hombres y las mujeres tienen diferentes preocupaciones, ninguna de las cuales debe ser ignorada.

Mientras que el dolor de las axilas podría atribuirse a una infección bacteriana, también podría significar algo más grave, como cáncer.

Axila dolor muscular también es común y puede causar un dolor agudo en las axilas.

Otro síntoma que acompaña al dolor de la axila es un bulto que también puede ser confuso y doloroso. Pero los bultos no siempre son un síntoma, tampoco; a veces hay dolor en las axilas y no hay bultos. Los ganglios linfáticos también pueden tener algo que ver con el dolor de las axilas. Los ganglios linfáticos pueden infectarse y agrandarse, dando como resultado sensibilidad y bultos en la axila ( 1 ). El dolor y la infección pueden surgir de las glándulas sudoríparas bloqueadas, una infección bacteriana, una lesión o un trastorno del sistema nervioso.

Es realmente sorprendente ver cómo muchos síntomas y causas se relacionan con el dolor de las axilas. Si ha tenido algún dolor en la axila, esto es lo que podría estar causándole.

Causas de dolor en la axila

1. Alergias

Las alergias pueden ser una de las principales causas del dolor en las axilas, del que puede que usted no tenga conocimiento. Los jabones, los desodorantes, los antitranspirantes y la ropa no solo son comunes, sino también necesarios, por lo que podría ser extraño pensar que podrían estar detrás del dolor de la axila. Si eres alérgico a algunos de los ingredientes, productos químicos, materiales o aromas en estos artículos, puede provocar picazón, erupciones cutáneas y sensaciones de ardor. Varias alergias se malinterpretan, por lo que saber cuáles son y cómo tratarlas puede ayudarlo a mantenerse sano.

2. Resfriado común

Los dolores y molestias son síntomas normales del resfrío común o la gripe, y pueden causar dolor en las axilas; esto es especialmente cierto si hay congestión o una infección reparadora superior. Los síntomas generalmente desaparecerán en pocos días, y una vez que la infección haya desaparecido, el dolor de la axila también deberá disminuir.

3. Infección de las glándulas sudoríparas

Los bultos son un síntoma común que acompaña al dolor de las axilas, y pueden aparecer si hay una infección de las glándulas sudoríparas. También pueden ir acompañados de picor y enrojecimiento. Estas infecciones pueden surgir de una higiene deficiente, condiciones cálidas y húmedas y sudoración excesiva. Incluso pueden dar lugar a forúnculos y parches duros que producen un dolor cerrado.

4. Linfadenitis (ganglios linfáticos inflamados)

Los ganglios linfáticos inflamados también pueden causar dolor en las axilas. Los ganglios linfáticos pueden infectarse con bacterias, lo que provoca aumento e hinchazón. La inflamación causa dolor en las axilas, bultos y, por lo general, es una reacción a una infección por hongos, virus o bacterias. La linfadenitis puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, por lo que las axilas también pueden verse afectadas debido a la concentración de los ganglios linfáticos en el área ( 2 ).

5. Acidez estomacal

El dolor agudo en las axilas puede ser el resultado de ardor de estómago . También conocido como reflujo ácido, es cuando algunos ácidos estomacales viajan por el estómago. Puede causar dolor en el torso y un dolor agudo en la axila.

6. Cáncer de mama

Las mujeres pueden experimentar dolor en las axilas si se trata de cáncer de mama. A veces, también se pueden encontrar puntos endurecidos cerca de la mama en la región de la axila. Estos bultos pueden provocar dolor en las axilas y su médico debe examinarlos. La inflamación del ganglio linfático está asociada, pero no siempre es el resultado de cáncer.

7. Músculos estirados

Un músculo estirado puede causar dolor intenso en las axilas y, por lo general, es el resultado de un músculo pectoral tenso. Aunque no hay músculo de la axila, el dolor puede ocurrir allí cuando otras áreas se lesionan. El dolor puede ser agudo o sordo, y se curará a tiempo.

8. Quistes

Estos pequeños bultos dolorosos se desarrollan en la axila debido a su clima: es húmedo, oscuro y cálido, y proporciona un entorno ideal para que las bacterias se pudran. Estos pequeños bultos están formados por líquidos y otros desechos, y son en gran medida inofensivos, pero si no se tratan, puede causar dolor en las axilas. La mayoría de las veces, la higiene mejorada puede cuidarlos, pero se recomienda que consulte a un médico para asegurarse de que no sean cancerosos.

9. Diabetes

La diabetes puede causar dolor agudo en las axilas como resultado del daño a los nervios. Esto es más probable si no está usando un tratamiento para su diabetes, como tomar medicamentos, mejorar su dieta y hacer ejercicio regularmente. Cuando la diabetes se trata de manera efectiva, el riesgo de este tipo de dolor en las axilas se reduce en gran medida.

10. Herpes zóster o herpes zóster

El herpes zoster es una afección muy dolorosa que puede afectar a los adultos mayores. Es una infección viral que ataca los nervios y causa erupciones dolorosas, generalmente confinadas a un lado del cuerpo. Ocurriendo en sus lados derecho o izquierdo, el dolor de la axila puede ser un síntoma. Hay una serie de remedios naturales que pueden ayudar tratar la culebrilla .

11. Folículos del vello inflamados

Su axila alberga una gran concentración de folículos capilares que son propensos a las infecciones. Las condiciones de su axila, como se describió anteriormente, son una ubicación principal para la infección y la mayoría de las veces estas infecciones pueden tener lugar en los folículos pilosos. Se pueden obstruir, junto con las glándulas sudoríparas circundantes, por restos como piel muerta, exceso de aceite y bacterias. Estas infecciones pueden ser dolorosas e irritantes, pero generalmente son fáciles de cuidar mediante un buen lavado y una higiene continuada.

Tratamiento efectivo para el dolor y la inflamación de las axilas

Una vez que ‘ Si aprendió la causa de su dolor en la axila, puede comenzar el tratamiento y el tratamiento variará según la causa. Después de todo, tratar el dolor resultante de diabetes, quistes o un tirón muscular requerirá diferentes enfoques. A veces, como con un tirón muscular, es más un juego de espera. Sin embargo, para algunas causas, generalmente las que producen erupciones o infecciones bacterianas, existen formas rápidas de aliviar el dolor, curar la afección y probablemente prevenirlas en el futuro.

1. Cold Compress

Puede aplicar un alivio rápido y calmante al dolor de las axilas aplicando una compresa fría. Coloque una bolsa de hielo (envuelta en plástico para desechar) o lávese con agua fría debajo del brazo para reducir la inflamación y el picor y aliviar el dolor. Asegúrese de lavar la tela después de su uso para evitar la propagación de bacterias.

2. Warm Bath

Sentarse en una tina caliente con una cucharada de bicarbonato de soda también puede ayudar a neutralizar el dolor y la incomodidad de las axilas. Hacer esto puede ayudar con la picazón, la inflamación y el dolor, y posiblemente pueda reducir los bultos visibles.

3. Evite los alimentos grasosos y picantes

Los alimentos picantes pueden hacer que sude, lo cual no es bueno si tiene las axilas irritadas. El sudor adicional puede promover aún más el crecimiento de bacterias para que el dolor persista o la afección empeore. Si tiene dolor o sensación de ardor en las axilas, intente comer más frutas y verduras, y evite alimentos con más grasas y especias que le hagan sudar.

4. Buena higiene

Asegurarse de que se lave adecuadamente el área de las axilas todos los días con agua tibia y jabón es una buena forma de prevenir infecciones, dolor e inflamación. Cuando las axilas se mantienen secas y limpias, hay una posibilidad reducida de dolor e irritación. Si tiene las axilas sudorosas y le preocupa el aluminio en los antitranspirantes, aplicar un poco de polvo para bebés en el área después de una ducha o una aplicación de desodorante puede ayudar a reducir la sudoración.

5. Masaje

Si tiene hinchazón en la axila, protuberancias o dolor como resultado de un tirón muscular, un ligero masaje puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación en el área. Masajee suavemente el área afectada para mejorar la circulación y limitar la inflamación.

Neutralizar el dolor de la axila tomando un baño caliente.

Lavar el dolor de la axila

Se Puede que no siempre sea bacteriano, pero la mayoría de las veces el dolor de las axilas se reduce al simple hecho de que es un ambiente primordial para la infección. Al mantenerse limpio y prestar atención a la zona, es probable que pueda evitar infecciones o que se ocupe rápidamente de las que surjan. Cuando el dolor se acompaña de otros síntomas, como masas, podría valer la pena visitar a su médico.

Leave a Comment