Dolor de garganta y dolor de oído: 6 causas y tratamientos

El dolor comienza como un pulso palpitante antes de pasar a un dolor y luego a un dolor punzante hiriente que se irradia por la garganta y el oído interno.

Un dolor de garganta solo puede ser insoportable, pero cuando también sufres de un dolor de oídos, puede restringir las actividades diarias.

Lo que comienza en una sección puede viajar rápidamente a la otra debido, en parte, a la trompa de Eustaquio que conecta ambas.

Hay varias opciones para tratar su dolor de un dolor de oídos y dolor de garganta, dependiendo de la causa. Es posible que pueda controlar y aliviar el dolor usted mismo; sin embargo, las condiciones más severas pueden requerir un viaje para ver a su médico.

¿Cuáles son las causas de dolor de garganta y dolor de oídos?

Mientras que un dolor de oído suele ser el resultado de una infección del oído interno, medio o externo, una lesión la garganta puede ser causada por los efectos de la infección del oído u otra condición. Ambos pueden producir síntomas de leves a graves, principalmente en forma de diversos niveles de dolor. Un problema grave con dolor de garganta puede impedir la deglución o incluso causar dificultades respiratorias.

1. Resfriado o gripe

Dolores de garganta y dolores de oído por una infección de virus se producen principalmente en torno a los cambios estacionales y durante los meses de invierno. La mayoría de las veces, el descanso y los líquidos calientes cubrirán los efectos hasta que pase el virus. Si tiene brotes recurrentes de resfriados o gripe, lo mejor es buscar atención médica para que los antibióticos detengan la infección.

2. Infección del oído

Puede ocurrir a partir de un virus del resfriado o un oído medio infectado que aparece rápidamente, causando una gran cantidad de dolor y agonía. La infección puede causar presión sobre las terminaciones nerviosas sensoriales, lo que produce dolor. La infección generalmente viaja a la garganta, causando dolores. También puede experimentar pérdida de apetito, fiebre, mareos o vértigo, pérdida de audición, secreción de líquido del oído y falta de sueño debido al dolor. El tratamiento generalmente consiste en descansar, aplicar calor al oído, analgésicos y gotas antibióticas para los oídos y medicamentos.

3. Hay Fever

La respuesta de su cuerpo a los alérgenos del polvo, el polen y la caspa de las mascotas. Una picazón y dolor de garganta pueden acompañarse de dolores de oído causados ​​por la presión sinusal. Otros síntomas incluyen secreción nasal, fatiga, tos y dolor sinusal. Evitar dichos alérgenos y tomar antihistamínicos corticosteroides y descongestivos disminuirán los síntomas hasta que desaparezcan los efectos de la fiebre del heno.

4. Amigdalitis

Puede causar dolor mayor en la región de la garganta y en los oídos, ya que es el resultado de las amígdalas inflamadas de una infección bacteriana o viral. Situado en la parte posterior de la garganta, este trastorno también puede causar dificultad para respirar, tragar y dormir. Hacer gárgaras en reposo, líquidos y agua salada son los pasos en un tratamiento de infección viral. Si su médico determina que es una infección bacteriana, le recetarán antibióticos.

5. Sinusitis aguda

A menudo causada por resfriado, alergia o infecciones bacterianas que afectan los espacios llenos de aire alrededor de las fosas nasales. El dolor de garganta, el dolor de oídos, la fatiga y la posible descarga de la nariz y las orejas pueden durar hasta ocho semanas. El aerosol nasal salino, los descongestionantes, los corticosteroides y los analgésicos ayudarán a aliviar los síntomas durante este tiempo.

6. Cáncer de laringe

Puede causar síntomas de dolor de oído, dolor de garganta, tos persistente y dificultad para respirar . Dependiendo de la etapa del cáncer, se trata con radiación, quimioterapia o cirugía.

Hay muchas otras causas menos serias de dolor de oídos y dolor de garganta, como infección dental, uso excesivo de cuerdas vocales, consumo de alimentos fríos o calientes , infección por úvula y uso excesivo de tabaco y alcohol.

Tratamientos naturales para dolor de oído y dolor de garganta

Para aliviar un dolor de garganta doloroso y un dolor de oído acompañante, hay varios remedios caseros naturales que puede probar.

1. Haga gárgaras con agua tibia cada 30 minutos para cortar los primeros síntomas. Para dolores más fuertes en el oído y la garganta, haga gárgaras cada 15 minutos, agregue vinagre de sidra de manzana o pimienta de cayena al agua.

2. Líquidos calientes alivian el dolor de garganta. Puedes beber agua pura caliente, té caliente de limón o incluso té con miel.

3. Masajee una cucharadita de aceite de oliva y sandalia o aceite de tomillo en el cuello antes de envolverlo con una bufanda. Para ayudar al oído, sumerja una toalla en agua caliente antes de envolverla alrededor de la cabeza, cubriendo las orejas.

4. El jengibre también se ha utilizado desde la antigüedad para curar una serie de dolores y dolores. Puede agregar jengibre a una bebida caliente o beber té de jengibre.

5. El ajo se ha utilizado durante siglos para curar diversas dolencias. Use dos dientes de ajo en bebidas o sopas para sanar el dolor de garganta. Para un dolor de oídos, caliente una mezcla de la mitad de un diente de ajo y aceite de sésamo y déjelo gotear en una oreja y luego en la otra después de 10 minutos.

Cuándo ver a un médico

Usted puede estar capaz de aliviar el dolor de dolor de garganta o agudo dolor de oído con medicamentos de venta libre y remedios caseros, pero ¿cómo saber cuándo debería ver a un médico? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Sugieren buscar ayuda médica si el dolor de garganta o el dolor de oídos persisten por más de dos días. Otras condiciones a tener en cuenta son:

  • rigidez en el cuello
  • fiebre
  • sangre en la saliva
  • úlceras bucales
  • dificultad para tragar
  • pus en la parte posterior de la garganta
  • ronquera
  • contacto con un paciente con faringitis estreptocócica

El dolor de garganta y el dolor de oídos son dos de los síntomas más comunes que experimentan las personas en varios trastornos y condiciones de salud. Si se trata temprano, el dolor puede disminuirse o aliviarse en el hogar con una exposición mínima a medicamentos occidentales. Varios remedios naturales han demostrado ser exitosos durante siglos para curar un dolor de oído y garganta.

Dicho esto, hay algunas condiciones que deberá consultar con un médico para evitar complicaciones adicionales. Sea consciente de sus síntomas y recuerde descansar lo suficiente para cualquier condición que cause dolor.

 

Leave a Comment