Ejercicios, tratamiento e importancia de la reversión

Dependemos de una columna cervical sana para el movimiento del cuello y el correcto funcionamiento de los músculos y nervios de todo el cuerpo. Dentro de la estructura del cuello hay siete vértebras que forman la lordosis cervical o el grado de curvatura del cuello.

Esta forma nos permite un rango de movimiento normal de la cabeza y el cuello, además de soportar el peso de la cabeza. Una forma anormal puede provocar dolor, malestar y posibles complicaciones de salud. Analizaremos la posible reversión de la condición de lordosis cervical mediante ejercicios de prevención de lesiones y lordosis cervical.

¿Qué es la lordosis cervical?

La lordosis cervical es la curva natural de la columna vertebral en el cuello, médicamente conocida como columna cervical. Su forma de C ligeramente curvada permite el movimiento de las primeras siete vértebras de la columna vertebral, que se encuentran en el cuello. Con una curva de compensación, pueden desarrollarse problemas con los nervios y el tejido muscular relacionados y producir malestar físico o dolor.

La curva hacia adentro de una columna cervical sana se coloca en posición de sostener la cabeza y proteger los tendones, ligamentos, músculos, huesos y nervios de esta región. La lordosis cervical con curvatura hacia afuera, curva lateral o curva enderezada debe abordarse para prevenir complicaciones adicionales.

El uso médico del término “lordosis cervical” a menudo se refiere a una extensión inusual de la curvatura hacia adentro de la columna cervical. Este tipo de condición de lordosis cervical se conoce como hiperlordosis cervical. Una contracción de la región es la hipolordosis cervical.

Para el resto de este artículo, usaremos el término de lordosis cervical para referirnos a la extensión anormal de la curvatura.

Causas de la lordosis cervical

La afección de la lordosis cervical sin límites, ya que puede ocurrirle a cualquier persona de cualquier edad. Hay casos en los que una lesión directa en la columna cervical o una lesión debido a espasmos musculares persistentes pueden cambiar el grado de curvatura del cuello. Las causas más comunes de lordosis cervical son:

1. Cambios posturales

Un cambio en la curvatura puede ocurrir con el tiempo con una mala postura habitual cuando se está de pie, una actividad frecuente de levantar pesas o una postura sentada anormal.

2. Condiciones congénitas

Puede haber un cambio levemente visible en la columna cervical al nacer. Esto puede deberse al desarrollo dentro del útero o al trauma en el cuello durante el parto, ya sea por parto natural o por cesárea.

3. Condiciones musculoesqueléticas

Las afecciones médicas que afectan a la columna vertebral pueden provocar un cambio de curvatura. Esto se puede ver con escoliosis, cifosis (redondeo hacia adelante de la espalda) y espondilolistesis (deslizamiento de las vértebras inferiores). En la osteoporosis, los huesos de la columna pueden debilitarse con el tiempo y cambiar, mientras que las condiciones de discitis o hernia discal pueden alterar los discos espinales.

Síntomas de la lordosis cervical

Los síntomas de lordosis cervical son exclusivos del condicionamiento del columna vertebral y varían de persona a persona. Si bien muchos casos presentan signos visibles o fisiológicos poco o nada, hay curvaturas anormales que pueden causar molestias o dolor con la curvatura del cuello observada.

Un cambio visible en la alineación del cuello desde la vista posterior también puede ser el único signo, si la curvatura no está causando ninguna compresión en los nervios o el tejido. Conocido como un cuello “inclinado hacia atrás”, este posicionamiento del cuello es un arco de la columna vertebral.

Puede haber o no un dolor al girar la cabeza, o una disminución en el rango de movimiento. Se observa cuando la persona está acostada y el espacio entre el cuello y la superficie de la cama o mesa es mayor de lo normal. Esto explica por qué muchos casos no se documentan a menos que se vea durante un examen médico.

Los casos anormales de lordosis cervical con pérdida de movimiento o movimiento restringido del cuello pueden hacer que los músculos del cuello, los hombros y la espalda se tensen o tensen. Estos músculos a menudo pueden tener espasmos, causando la falta de rango de movimiento. Un nervio localizado puede comprimirse por el espasmo o la curvatura misma y causar dolor extremo.

En algunos casos de lordosis cervical donde hay dolor, puede haber un vínculo con la curvatura extrema de la columna cervical, o puede considerarse como un resultado de una situación de “nocebo”. Esto ocurre a veces cuando a una persona se le dice que el procedimiento de diagnóstico o médico puede causar síntomas negativos graves y luego comienza a exhibir los signos físicos de los síntomas, todo debido a su modo de pensar.

El efecto nocebo es una extensión fisiológica del efecto placebo familiar, en el que se le da una pastilla de azúcar en reemplazo de una droga prescrita y cree que la píldora de azúcar está tratando la dolencia.

Tratamiento de Lordosis Cervical y Diagnóstico

Con los grados variables de curvatura de lordosis cervical , un examen físico y un historial médico del paciente pueden ser insuficientes para un diagnóstico adecuado. Es posible que se requieran pruebas adicionales con rayos X y escaneo de diagnóstico. Varias pruebas durante un período de tiempo pueden mostrar cambios en la columna vertebral y revelar la causa particular, como con discos degenerativos.

Una vez que se confirma el diagnóstico de lordosis cervical, cualquier tratamiento depende de la extensión de la curvatura y de si hay dolor asociado con eso. La fisioterapia postural a menudo se usa para aliviar cualquier presión sobre los nervios y prevenir una curvatura adicional. Cualquier espasmo muscular o dolor asociado puede abordarse con medicamentos, compresas, ejercicios específicos o el uso de un dispositivo de soporte, como un collarín.

El tratamiento poco común de la curvatura extrema de la columna cervical puede implicar procedimientos quirúrgicos como la fusión espinal. El hueso de la región pélvica puede colocarse entre las vértebras colapsadas para estimular el crecimiento óseo o pueden usarse placas de metal hasta que los huesos se fusionen naturalmente.

Inversión de la lordosis cervical y su importancia

La importancia del tratamiento adecuado de la lordosis cervical es evidente al considerar las complicaciones y las condiciones de salud que pueden surgir de la condición. Además de corregir posiciones posturales deficientes, tratar la curvatura puede prevenir lesiones espinales.

Las vértebras están diseñadas para proteger la columna vertebral como amortiguadores, y cualquier deterioro o cambio en la posición debido a la curvatura cervical puede causar lesión a la columna vertebral columna. Esto se ve con enfermedad de las articulaciones y enfermedad degenerativa del disco.

Otro riesgo de lordosis cervical se relaciona con una interrupción de los nutrientes esenciales y el suministro de oxígeno al cerebro. Puede presentarse hipertensión, confusión, letargia, dolor, mareos, náuseas y posible insomnio.

La atención y las precauciones para evitar cualquier curvatura anormal pueden ayudar a prevenir afecciones que empeoran la alineación de la columna vertebral, como la osteoporosis o el uso permanente. de un refuerzo de espalda o cuello. Aprenderemos de ejercicios para hacer en casa.

Ejercicios para la lordosis cervical

La pérdida de ejercicios de lordosis cervical y el fortalecimiento de la región pueden ayudar a los pacientes a recuperar cualquier pérdida total de movimiento o disminución del rango de movimiento. El ejercicio regular y seguir una dieta saludable adecuada también puede prevenir problemas de sobrecarga de peso con la columna cervical. Es importante consultar con un médico antes de intentar cualquiera de los siguientes ejercicios.

1. Flexión del cuello

Estire la parte posterior de los músculos del cuello para tonificar y fortalecer. En una posición de pie o sentado, mueva suavemente la cabeza hacia arriba y hacia abajo en un movimiento de cabeceo. Esto debe hacerse muy lentamente para un conjunto de cinco repeticiones, con un agarre de la barbilla hacia abajo durante tres segundos. Este ejercicio también se puede hacer con una almohada detrás de la cabeza. Mueva la barbilla hacia el pecho para sentir un ligero estiramiento dentro del cuello.

2. Extensión del cuello

Prevenga lesiones en la articulación facetaria del cuello con este ejercicio de estiramiento. Párese con los hombros hacia atrás y la cabeza y el cuello en línea recta. Evite arquear la espalda cuando la cabeza se estira hacia atrás y los ojos miran al techo. Mantenga la posición durante cinco segundos y lentamente regrese la cabeza a la posición inicial. Repita 10 veces.

3. Retracción del cuello

Practique la colocación correcta de la cabeza con este estiramiento de retracción. En una posición de pie, mueva la cabeza hacia atrás con la barbilla ligeramente hacia abajo. Sostenga por tres segundos antes de regresar la cabeza a la posición inicial. Repita 10 veces.

4. Inclinación lateral del cuello

Estire suavemente los músculos del cuello con este ejercicio de inclinación que se puede realizar de pie o sentado. Inclina la cabeza hacia un lado en un movimiento lento y suave. Sostenga por cinco segundos y regrese la cabeza a la posición inicial. Mantenga el contacto visual hacia adelante sin inclinar el cuello hacia adelante durante el ejercicio. Repita en el otro lado. Haga esto 10 veces en cada lado.

5. Rotación del cuello

En una posición sentada o de pie, gire lentamente la cabeza hacia un lado, manteniendo la espalda y el cuello rectos. Sostenga por dos segundos antes de repetir en el otro lado. Repita 10 veces en cada lado.

6. Retracción del hombro hacia atrás

En una posición sentada o de pie, coloque las manos a lo largo de las caderas, ya que un brazo y el hombro se mueven hacia atrás. Cuando el brazo esté flexionado y el hombro esté hacia atrás, mantenga esta posición durante tres segundos antes de volver a la posición de inicio. Repita 10 veces.

7. Retracción hacia adelante del hombro

Este estiramiento se puede realizar sentado o de pie. Mueva una mano al hombro opuesto y mantenga la posición durante tres segundos. El brazo debe estar flexionado en el codo y la espalda debe mantenerse recta. Regrese a la posición inicial y repita 10 veces.

8. Hombro se encoge de hombros

Párese o siéntese con los brazos a los lados y las manos rectas con los dedos apuntando hacia abajo. Levante ambos hombros manteniendo la cabeza y el cuello quietos. Mantenga la posición hacia arriba durante tres segundos antes de volver a la posición de inicio y repita 10 veces.

La lordosis cervical es la curva natural de las primeras siete vértebras de la columna cervical. La curvatura normal tiene la forma de la letra “C” con una ligera curva. La condición de lordosis cervical a menudo se describe como una curvatura anormal y de esto, hemos aprendido de causas naturales y externas y posibles síntomas.

Los casos severos se tratan con terapia física o incluso cirugía en casos extremos. Se puede lograr un reposicionamiento natural de la columna cervical con ejercicios de estiramiento para prevenir más lesiones o complicaciones en la columna vertebral y la columna vertebral del cuello.

Artículos relacionados:

Cuello militar (cifosis cervical): causas, síntomas y tratamientos

Leave a Comment