El trastorno afecta los cerebros de niños y niñas de manera diferente

Una nueva investigación sugiere que el trastorno por déficit de atención / hiperactividad (TDAH) se presenta de manera diferente en el cerebro de las niñas que en el cerebro de los niños. Los investigadores dicen que sus hallazgos ayudarán a los científicos a comprender mejor cómo el TDAH afecta a niñas y niños de maneras únicas.

“Los hallazgos mostraron diferencias en la microestructura de la materia blanca entre niños y niñas”, dice la coautora del estudio Lisa Jacobson, quien señala que las diferencias estructurales se asociaron con las diferencias de comportamiento observadas. “Tomados en conjunto, nuestros hallazgos proporcionan evidencia preliminar de diferencias únicas en la estructura y función de la sustancia blanca del cerebro entre niños y niñas con TDAH”, agrega Jacobson.

Para el estudio, un total de 120 niños entre las edades de ocho y 12 años se sometió a un tipo de imagen de resonancia magnética (MRI) llamada imagen de tensor de difusión. Permite a los investigadores ver las diferencias neurológicas en el cerebro. La mitad de los niños fueron diagnosticados con TDAH, mientras que la otra mitad no. Los niños sin TDAH se emparejaron con los niños con TDAH en función de factores como el cociente intelectual, la edad y la destreza (ser diestro o zurdo). Cada grupo, con y sin TDAH, consistió en 30 niños y 30 niñas.

Se descubrieron varias diferencias en la sustancia blanca de los niños con TDAH, en comparación con aquellos que no la padecían. Las variaciones aparecieron en diferentes partes del cerebro en función del sexo.

Para los niños con TDAH, las diferencias se presentaron en la corteza motora primaria, la parte del cerebro responsable de controlar las funciones motoras. Para las niñas con TDAH, las diferencias aparecieron en las regiones prefrontales del cerebro, que controlan la capacidad de regular las emociones y la motivación.

Dr. Glen Elliott, director médico del Consejo de Salud Infantil en Palo Alto, California, sugiere que las diferencias pueden estar relacionadas con la madurez de los sexos: “Los niños y las niñas difieren de diferentes maneras, incluyendo obviamente las tasas de maduración”, dice Elliott. . Agrega que incluso durante el desarrollo fetal, las diferencias en los cerebros de las mujeres y los hombres todavía están presentes.

“Ciertamente, algunos aspectos de estos hallazgos podrían ser un reflejo de estudios previos realizados por otros investigadores que muestran que el TDAH está asociado con un retraso en maduración, especialmente de la estructura frontal del cerebro “, dice Elliott.

Elliott además señala que a medida que los niños con TDAH se mueven entre la adolescencia y la adultez, tienden a tener problemas de externalización, como el comportamiento imprudente. En comparación, las niñas con TDAH tienen una “presentación más interna” con ansiedad, trastornos alimentarios, autolesiones y depresión.

Desafortunadamente, según Elliott, nada de esto puede hacer una diferencia en cómo se trata el trastorno.  “El ‘por qué’ de estas diferencias sigue sin estar claro y bien podría estar asociado con otras partes distantes del cerebro que se conectan a las regiones que se estudian”, dice Elliott.

 

 

Leave a Comment