Enzima antioxidante vinculada a daño acelerado del sistema inmune

Nueva investigación publicada en la revista Cell Reports revela cuán potentes son los antioxidantes de la dieta para frenar el daño relacionado con la edad del sistema inmunitario.
Los investigadores se centraron en el órgano del timo, que es el que produce linfocitos T (también conocidos como células T ) – estos son los glóbulos blancos responsables de controlar la respuesta inmune en el cuerpo. Las células T se pierden continuamente del cuerpo y es tarea del timo reponerlas para que puedan responder más eficazmente a nuevas infecciones. A medida que envejecemos, el timo se encoge y debilita, lo que inhibe su capacidad para continuar produciendo estas células T.En este estudio, sin embargo, las observaciones en ratones mostraron que la enzima antioxidante catalasa era deficiente, lo que a su vez condujo a un índice de daño más rápido a ciertas células del timo. Para la siguiente parte del estudio, los investigadores aumentaron el nivel de catalasa en sujetos animales genéticamente modificados y descubrieron que al hacerlo, podían mantener el tamaño del timo durante más tiempo. También probaron el uso de antioxidantes dietéticos más comunes, como la vitamina C, que también ayudó a preservar el tamaño del tálamo durante un período de tiempo más largo.El estudio arroja algo de luz sobre por qué el timo se encoge mucho más rápido que otros tejidos en el cuerpo, el proceso de contracción puede acelerarse por una deficiencia de catalasa. Los autores del estudio señalan que, aunque pudieron usar antioxidantes para mantener el tamaño del timo durante más tiempo, no evitaron por completo el deterioro eventual. Desafortunadamente, actualmente no hay forma de detener por completo el daño que se acumula con el tiempo.

 

Leave a Comment