Herpes zóster Tratamientos Naturales para Ayudar a Combatir la Condición

Si alguna vez ha tenido varicela, es muy posible que necesite remedios contra la culebrilla algún día, pero afortunadamente, existe una gran variedad de tratamientos naturales para la culebrilla. El herpes zóster es causado por el mismo virus que causa la varicela. El virus puede permanecer inactivo en el cuerpo durante décadas, hasta que, por razones desconocidas, se reactiva y da lugar a la culebrilla.

Las culebrillas aparecen como ampollas llenas de pus que aparecen en las erupciones. Las cerdas no solo no son desagradables, sino que pueden causar dolor intenso, picazón e incluso complicaciones graves como ceguera permanente, pérdida de la audición y parálisis facial.

Herpes zóster: tratamientos naturales para ayudar a combatir la afección

Es importante tratarlo herpes zóster, aunque por lo general la condición sigue su curso en menos de dos meses. A menudo, los médicos recetarán una variedad de analgésicos, antidepresivos y cremas tópicas para el herpes zóster. Si los tratamientos antivirales se administran rápidamente (dentro de los dos días), pueden acelerar la curación, aliviar las molestias y reducir el riesgo de complicaciones. Si bien es importante consultar a su médico si tiene herpes zóster, también existen algunos tratamientos naturales que puede usar para combatir la afección.

  • Beba mucha agua: Puede parecer simple, pero una de las maneras más fáciles de luchar contra la culebrilla es beber mucha agua. Como con un resfriado o gripe, quiere eliminar el virus de su sistema. Intente tomar ocho vasos de agua por día y beba aún más si puede.
  • Tome un baño frío: El herpes zóster puede causar dolor intenso, pero sumergirse en una bañera llena de agua fría lo ayudará a aliviar los síntomas. El herpes zoster puede propagarse a través del contacto con la piel, entonces lave la toalla después de su uso.
  • Coma alimentos con alto contenido de lisina: Los alimentos con lisina ayudan a combatir el virus responsable del herpes zóster. La lisina es un aminoácido y se puede encontrar en muchos alimentos diferentes. Algunos alimentos con lisina incluyen carne (de todos los tipos), productos lácteos, huevos, aguacates, manzanas, peras, algunos frijoles y piña. Además, es importante evitar los alimentos con alto contenido de argina, que es un aminoácido que en realidad puede empeorar su herpes zóster. Los alimentos que debe evitar son tomates, cacahuetes, uvas, muchos tipos de bayas, chocolate y cualquier producto azucarado.
  • Haga una compresa fría: Si desea aliviar el dolor y la picazón, una compresa fría puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas de herpes zoster. Simplemente use un paño húmedo o una toalla y manténgalo sobre las áreas afectadas durante unos minutos. Para un efecto adicional, puede hacer una compresa fría usando vinagre de sidra de manzana en lugar de agua. Recuerde siempre lavar los paños o las toallas después.
  • Tome suplementos que aumentan el sistema inmunitario: Una de las mejores formas de combatir la culebrilla es aumentar el sistema inmunitario y tomar antivirales naturales. Existen varios tratamientos contra el herpes zoster que pueden ayudarlo a combatir el virus rápidamente. La vitamina C es un gran suplemento para aumentar su sistema inmunológico. Tomar 1,000 mg algunas veces al día ayudará a detener el herpes zóster. Además, tome minerales, hierbas y suplementos con efecto antiviral, como zinc, aceite de orégano y equinácea. Finalmente, tome suplementos que puedan ayudar a una curación más rápida. Una buena vitamina del complejo B, particularmente una con vitamina B12, puede ayudar a acelerar la curación y la recuperación de la culebrilla. Puede aumentar el efecto incluyendo más alimentos que sean buenos para su sistema inmunológico, como frutas cítricas, verduras de hojas verdes y hierbas potentes como el ajo.

Entonces, si tiene herpes zóster, hay tratamientos naturales disponibles. El herpes zóster puede ser un verdadero dolor, literalmente, pero hay suficientes tratamientos naturales disponibles que pueden ayudar a controlar y combatir la afección. El dolor de herpes zóster puede aliviarse con agua fría y compresas frías, mientras que tomar suplementos con beneficios antivirales o de refuerzo inmunológico ayudará a combatir el virus en sí. Es importante tratar la culebrilla, ya que pueden surgir complicaciones graves en algunas situaciones. Aproveche los tratamientos naturales para la culebrilla disponible, pero asegúrese de hablar con su médico también.

Leave a Comment