La enzima "Pac-Man" muestra promesa para el tratamiento antitabaco

Durante más de 30 años, la profesora Kim Janda y sus colegas del Instituto de Investigación Scripps han estado tratando de crear una enzima que pueda destruir la nicotina antes de que llegue al cerebro. Y ahora su estudio recientemente publicado analiza una enzima que podría ser beneficiosa para ayudar a las personas a dejar de fumar.

La nicotina es la principal razón por la cual los cigarrillos son adictivos. Las enzimas, entre otras funciones, son sustancias químicas que el cuerpo utiliza para ayudar a digerir los alimentos. La idea es que al crear una enzima para “comer” nicotina en el cuerpo antes de que llegue al cerebro, el efecto adictivo de los cigarrillos puede reducirse y a los fumadores les será más fácil dejar de fumar. Irónicamente, la enzima llamada NicA2 fue descubierta en una bacteria encontrada en un campo de tabaco.

Pseudomonas putida como resultado, es una bacteria que come nicotina y NicA2 juega un papel clave en su digestión. “La bacteria es como un pequeño Pac-Man”, dijo Janda. “Se complementa y se come nicotina”.

Una vez que se identificó la enzima NicA2, el siguiente paso fue ver si podía usarse para un tratamiento terapéutico. En una prueba de laboratorio, se administró NicA2 a ratones a los que se les había dado el equivalente a un cigarrillo de nicotina. Se descubrió que en los ratones NicA2, la vida media de la nicotina (la cantidad de tiempo que demora la mitad del químico en descomponerse) era de nueve a 15 minutos. Normalmente, la vida media es de dos a tres horas. Ajustando la dosis de la enzima y añadiendo modificaciones adicionales, Janda cree que el tiempo puede reducirse aún más. Esto es importante ya que el objetivo de la terapia es destruir la nicotina antes de que llegue al cerebro.

Aún se necesita más investigación antes de que un posible tratamiento esté listo para las pruebas en seres humanos. Mientras que NicA2 no parece producir ninguna toxina cuando reacciona con la nicotina, todavía hay posibles reacciones inmunológicas que podría desencadenar si se presenta a una persona. El siguiente paso para Janda y su equipo es hacer que la enzima sea más compatible con el cuerpo humano a la vez que mejora su efectividad.

Aunque existen actualmente numerosos tratamientos antitabaco, fallan en aproximadamente el 80% de los casos. Cuando se desarrolla adecuadamente, se espera que la terapia con enzimas tenga más éxito al privar a los fumadores de los efectos placenteros de la nicotina, tan esencial para la adicción a los cigarrillos.

 

Leave a Comment