Las 10 principales causas de dolor epigástrico en el abdomen superior

Es posible que no sepa qué es el dolor epigástrico, pero hay muchas posibilidades de que sepa cómo se siente. El dolor epigástrico es un dolor que ocurre en la parte superior del abdomen, que es el área justo debajo de las costillas.

Es común que las personas experimenten dolor epigástrico mientras comen o directamente después de comer. Puede variar en severidad desde una leve molestia hasta una sensación de ardor extremadamente dolorosa.

El dolor epigástrico puede presentar muchos otros síntomas digestivos, como estreñimiento, diarrea e hinchazón.

10 causas de dolor epigástrico

Entonces, si el epigastrio el dolor es tan común, ¿qué lo está causando?

La verdad es que hay muchas causas posibles de dolor epigástrico. El dolor epigástrico puede atribuirse a cualquier cosa, desde problemas de salud triviales hasta enfermedades graves. Muchos problemas de salud diferentes pueden contribuir al dolor epigástrico. Aquí hay 10 causas comunes de dolor epigástrico:

1. Reflujo ácido: El reflujo ácido y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) hace que el ácido del estómago fluya hacia el esófago (que es el tubo que conecta el estómago y la garganta). Esto causa dolor epigástrico, particularmente cuando se establecen después de comer una comida. Mientras que cualquier persona puede experimentar reflujo ácido ocasional, la ERGE es una enfermedad crónica que requiere tratamiento.

2. Gastritis : La ​​gastritis se refiere a la inflamación del revestimiento del estómago. Esto puede ser temporal, a menudo debido a infecciones u otros desencadenantes, o puede ser una afección crónica.

3. Acidez estomacal e indigestión: Similar al reflujo ácido, la indigestión ocurre cuando el estómago produce una cantidad excesiva de ácido que fluye hacia el esófago. Esto comúnmente causa ardor de estómago, que es una sensación de ardor en el pecho . Sin embargo, también típicamente causa dolor epigástrico. La indigestión puede ser temporal o repetida.

4. Embarazo: El embarazo puede traer consigo una amplia gama de problemas de salud, y uno de ellos es el dolor epigástrico. Las mujeres embarazadas tienen más presión sobre sus paredes abdominales, lo que puede causar dolor. Las fluctuaciones de la hormona pueden provocar problemas digestivos que provocan reflujo ácido y otras afecciones asociadas con el dolor epigástrico.

5. Consumo de alcohol: Aunque la mayoría de las personas conoce los efectos nocivos del alcohol, pocos se dan cuenta de que beber alcohol también es una causa de dolor epigástrico. El alcohol puede irritar o dañar el revestimiento del estómago, lo que puede provocar inflamación.

6. Comer en exceso: Comer demasiado puede provocar dolor epigástrico. Al igual que con el embarazo, aunque en menor medida, la ingesta excesiva puede ejercer presión sobre la pared abdominal. También puede conducir a la indigestión. Es común que las personas experimenten dolor después de comer demasiado. Afortunadamente, comer en exceso puede corregirse fácilmente.

7. Intolerancia a la lactosa: La ​​intolerancia a la lactosa es una afección en la que el cuerpo no puede digerir correctamente la lactosa, que se encuentra en los productos lácteos. Uno de los síntomas más comunes de la intolerancia a la lactosa es el dolor epigástrico. Además, otras alergias o sensibilidades a los alimentos podrían desencadenar dolor epigástrico si tienes problemas para digerirlos adecuadamente.

8. Cáncer de estómago: Si bien muchas causas de dolor epigástrico son inocuas, también pueden ser un signo de una enfermedad grave como cáncer de estómago y cáncer de páncreas. Uno de los primeros signos de cáncer es la aparición repentina de dolor inexplicable.

9. Infecciones de vesícula biliar y cálculos biliares: Cualquier condición que afecte a su vesícula biliar también puede causar dolor epigástrico. Por lo general, estos tipos de afecciones causan dolor en el lado inferior derecho, pero ese dolor puede extenderse hasta la parte superior del abdomen.

10. Enfermedad de úlcera péptica: Una de las causas más comunes de dolor epigástrico es la enfermedad de úlcera péptica (PUD). En esta afección, se forma una úlcera o úlcera en el estómago o el intestino delgado.

Si bien estas son 10 de las causas más frecuentes de dolor epigástrico, existen muchas otras afecciones potenciales que pueden provocar este tipo de dolor. Las hernias, las infecciones bacterianas, las enfermedades (incluida la enfermedad cardíaca) y los efectos secundarios de los medicamentos pueden tener un papel en el dolor epigástrico.

Diagnóstico de las causas del dolor epigástrico

Con todas las posibles causas de dolor epigástrico, ¿cómo se supone? para determinar cuál está contribuyendo a su dolor?

La única manera de determinar con precisión cuál es la causa de su dolor específico es consultar a un médico o un profesional médico que pueda realizar un examen médico minucioso y solicitar exámenes. Con tantas causas posibles, es vital ver a un médico. Si bien su dolor podría deberse a algo tan simple como comer en exceso, también podrían ser los primeros signos de cáncer de estómago.

Es posible que su médico deba realizar pruebas para determinar qué causa su dolor. Esto podría incluir una prueba de sangre, una prueba de análisis de orina o una prueba para identificar la inflamación en su cuerpo.

Síntomas de dolor epigástrico

El dolor epigástrico no solo duele, sino que también puede ocasionar una variedad de otros síntomas. . Dependiendo de qué está causando su dolor, también podría experimentar muchos otros síntomas digestivos, como hinchazón gas, estreñimiento diarrea y náuseas. Si se trata de una ocurrencia única, simplemente puede resolverse por sí misma, pero las repeticiones repetidas necesitan tratamiento médico.

Los síntomas más extremos pueden incluir pérdida de peso y vómitos. Cuando esto ocurre, podrían ser signos de afecciones más graves que deberían ser evaluadas por un médico.

Una cosa a tener en cuenta es que el dolor epigástrico no siempre se limita a la parte superior del abdomen. El dolor puede irradiarse hasta el pecho cuello y espalda. Si experimenta un dolor excesivo en toda la parte superior del cuerpo, podría deberse a algo como gastritis o reflujo ácido. Sin embargo, solo un médico podría diagnosticar la causa.

Tratamiento del dolor epigástrico

El tratamiento del dolor epigástrico depende completamente de lo que lo está causando. Para el dolor que ocurre debido a la ingesta excesiva, el consumo de alcohol o los factores desencadenantes de los alimentos, por lo general no es necesario nada más que cambios en el estilo de vida. Al detener el comportamiento que causa el dolor, el dolor se resolverá por sí mismo.

Para afecciones graves, como enfermedades o cánceres, se debe tratar la causa subyacente.

Actualmente, hay algunos medicamentos que pueden reducir el dolor epigástrico . Los medicamentos antiinflamatorios pueden ayudar a calmar la inflamación, mientras que los antiácidos y otros tratamientos pueden reducir la cantidad de ácido estomacal que está produciendo.

Sin embargo, muchas opciones de tratamiento natural también son efectivas. Hay una amplia gama de remedios naturales que pueden calmar su estómago y mejorar su digestión. Las semillas de comino las semillas de hinojo y el jugo de limón ayudan a secretar jugos digestivos en el estómago. Tomar un vaso tibio de jugo de limón y un par de cucharadas de semillas de comino antes de una comida ayudará a prevenir el desarrollo de cualquier dolor. Después de una comida, coma media cucharadita de semillas de hinojo, a menos que esté embarazada.

El dolor epigástrico es una condición incómoda pero común para muchas personas. Hay una gran cantidad de condiciones de salud que pueden contribuir a ello. Si bien muchas de las causas no son preocupantes, es mejor consultar a un médico para descartar trastornos graves. La mayoría de las veces, no tiene que preocuparse y su dolor se resolverá solo.

Sin embargo, incluso si el dolor epigástrico no es causado por algo serio, aún así es mejor tratarlo. Su calidad de vida puede mejorar mucho sin tener que lidiar con el dolor cada vez que come.

Leave a Comment