Las mejores vitaminas para impulsar su sistema inmune –

La mayoría de las veces, el sistema inmunitario hace su trabajo para mantenernos saludables. Sin embargo, el sistema a veces no puede defenderse, y esto puede provocar enfermedades, infecciones o enfermedades. Aquí es donde el cuerpo necesita refuerzos en forma de vitaminas y otros nutrientes que mejoran el sistema inmune. Y en este artículo, detallaremos las mejores vitaminas para la salud del sistema inmunológico.

Su sistema inmunitario contiene tejidos, anticuerpos, glóbulos blancos, productos químicos y todos los órganos del sistema linfático, que trabajan juntos para protegerlo. Forman su primera línea de defensa contra invasores como microorganismos y gérmenes. Curiosamente, aproximadamente el 80% del sistema inmune se encuentra en su sistema digestivo; por lo tanto, cuando las bacterias intestinales están equilibradas, también lo está el sistema inmunitario.

Siga leyendo para saber qué vitaminas funcionan junto con su microbioma para un sistema inmunológico fuerte y saludable.

Mejores vitaminas para la salud del sistema inmunitario

]La falta de una nutrición adecuada es uno de los componentes clave de un sistema inmune comprometido. Afortunadamente, las vitaminas tienen propiedades que ayudan a proteger el sistema inmune y a combatir enfermedades, enfermedades e infecciones. Es posible obtener vitaminas de los alimentos en la dieta, así como también de los suplementos.

Algunas vitaminas tienen más poder de protección inmunitaria que otras. Las mejores vitaminas para la salud del sistema inmune presentadas en esta sección incluyen vitamina C, vitamina B6, vitamina E, vitamina D3, vitamina A, vitamina B9 (folato o ácido fólico) y vitamina K.

Cada vitamina también contará con una tabla que detalla la cantidad diaria recomendada para esa vitamina en particular.

1. Vitamina C

La vitamina C (ácido ascórbico) es uno de los refuerzos inmunes más grandes. Es una vitamina antioxidante soluble en agua que desempeña un papel vital en personas con un sistema inmune debilitado debido al estrés.

Una ingesta suficiente de vitamina C podría ayudarlo a combatir virus, resfriados y otras complicaciones como infecciones pulmonares y neumonía . Por el contrario, un sistema inmune débil debido a la deficiencia de vitamina C podría empeorar la infección, y esto es aún peor entre los adultos mayores.

Varias células del sistema inmune pueden acumular vitamina C, incluidas las células T y los fagocitos. A medida que más células inmunes absorben vitamina C, esto lleva a un aumento del movimiento dirigido a la ubicación de la infección y una mayor proliferación de linfocitos y otras células inmunes.

El aumento de la vitamina C también promueve un aumento en la producción de proteínas que aumentan el sistema inmune con proliferación celular. Esto forma una red que conduce a un sistema inmune fuerte. Como antioxidante, también se cree que la vitamina C neutraliza los radicales libres que podrían dañar las células.

Según el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, la siguiente es la cantidad diaria recomendada (RDA) de vitamina C diaria:

Edad Hombre Mujer Embarazo Lactancia
0-6 meses 40 mg 40 mg
7- 12 meses 50 mg 50 mg
1-3 años 15 mg 15 mg
4- 8 años 25 mg 25 mg
9-13 años 45 mg 45 mg
14- 18 años 75 mg 65 mg 80 mg 115 mg
19+ años 90 mg 75 mg 85 mg 120 mg [19659056] Los fumadores requieren 35 mg por día más de vitamina C que los no fumadores.

2. Vitamina B6

La vitamina B6 (piridoxina) es una vitamina del complejo B que juega un papel crítico en los niveles de energía y la inmunidad. Una deficiencia de vitamina B6 también provocará fatiga, poca energía y dolor crónico. La investigación muestra que grandes dosis de suplementos de vitamina B6 (50 mg o 100 mg diarios) pueden aumentar la respuesta inmune en pacientes críticamente enfermos.

La ingesta adecuada de vitamina B6 es especialmente vital para un sistema inmune óptimo, especialmente en los ancianos. La inflamación crónica también desencadenará la degradación del triptófano y puede desencadenar la pérdida de piridoxal 5′-fosfato (PLP), lo que aumenta la necesidad de vitamina B6.

Según el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, la siguiente es la dieta recomendada asignación (RDA) para la vitamina B6 por día:

Edad Varón Femenino Embarazo Lactancia
0-6 meses 100 mcg 100 mcg
7-12 meses 300 mcg 300 mcg
1-3 años 500 mcg 500 mcg
4-8 años 600 mcg 600 mcg
9-13 años 1.0 mg 1.0 mg
14-18 años 1.3 mg 1.2 mg 1.9 mg 2.0 mg
19-50 años 1.3 mg 1.3 mg [19659067] 1,9 mg 2,0 mg
51+ años 1.7 mg 1.5 mg

3. Vitamina E

La vitamina E (tocoferol) es una vitamina antioxidante muy poderosa que ayuda a aumentar la inmunidad y combatir las infecciones. Una deficiencia de vitamina E conduce a un aumento de enfermedades infecciosas y tumores.

Las investigaciones muestran que los bajos niveles de vitamina E están relacionados con problemas digestivos, incluida la deficiente absorción de nutrientes en el tracto digestivo. Esto conduce a todo tipo de problemas inmunes, incluyendo piel dañada, problemas hormonales, trastornos oculares, daño nervioso y muscular e inflamación.

Por otro lado, la vitamina E de los alimentos y los suplementos puede ayudar a inducir una mayor diferenciación de las células T inmaduras en el timo que conduce a una mejor inmunidad, especialmente en los ancianos.

Según el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, la siguiente es la cantidad diaria recomendada (RDA) de vitamina E a diario:

Edad [19659017] Hombre Mujer Embarazo Lactancia
0-6 meses 4 mg (6 UI) 4 mg (6 UI) – [19659026] 7-12 meses 5 mg (7,5 UI) 5 mg (7,5 UI)
1-3 años 6 mg (9 UI) 6 mg (9 UI)
4-8 años 7 mg (10,4 UI) 7 mg (10,4 UI)
9-13 años [19659022] 11 mg (16,4 UI) 11 mg (16,4 UI)
14-18 años 15 mg (22,4 UI) 15 mg (22,4 UI) 15 mg (22,4 UI) 19 mg (28,4 UI)
19+ años 15 mg (22,4 UI) 15 mg (22,4 UI) 15 mg (22,4 UI) ) 19 mg (28,4 UI)

4. Vitamina D3

La vitamina D3 (colecalciferol) es una vitamina liposoluble que se encuentra en alimentos y suplementos. La vitamina D es una de las mejores vitaminas para la salud del sistema inmune, ya que puede ayudar a reducir la inflamación; luchar contra las bacterias y los virus; y regulan la diferenciación, la proliferación celular y la muerte celular.

Como resultado, una ingesta adecuada de vitamina D podría ayudar a combatir el resfriado común, la gripe y los trastornos autoinmunes como la esclerosis múltiple y la artritis reumatoide. [19659004] ¿De qué otra manera puede la vitamina D aumentar la salud inmune? La vitamina D se envía a las células inmunitarias que contienen receptores de vitamina D. Los macrófagos son células inmunitarias específicas que reconocen los lipopolisacáridos (LPS) a través de los receptores Toll-like (TLR). Cuando estos receptores se unen con LPS, esto conduce a que la vitamina D3 ayude en el proceso de transcripción de las proteínas que luego destruyen las células patógenas.

Según el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, la siguiente es la cantidad dietética recomendada (RDA ) para la vitamina D3 diariamente:

Edad Hombre Mujer Embarazo Lactancia
0-12 meses 10 mcg (400 UI) 10 mcg (400 UI) )
1-13 años 15 mcg (600 UI) 15 mcg (600 UI)
14-18 años [19659022] 15 mcg (600 UI) 15 mcg (600 UI) 15 mcg (600 UI) 15 mcg (600 UI)
19-70 años 15 mcg (600 UI) ) 15 mcg (600 UI) 15 mcg (600 UI) 15 mcg (600 UI)
71 años y mayores 20 mcg (800 UI) 20 mcg ( 800 UI)

5. Vitamina A

La vitamina A (retinol y betacaroteno) es una vitamina soluble en grasa y un potente antioxidante que desempeña un papel vital en la mejora de la función del sistema inmunitario. Los genes implicados en la respuesta inmune están regulados por la vitamina A, que es necesaria para combatir enfermedades como el resfrío común o la gripe y enfermedades más graves como las enfermedades autoinmunes y el cáncer.

Una deficiencia de vitamina A conduce a enfermedades respiratorias infecciones, daño prematuro de la piel y problemas digestivos. La ingesta insuficiente también afectará la inmunidad al disminuir la función de las células inmunitarias como las células asesinas naturales, los macrófagos y los neutrófilos.

La deficiencia de vitamina A también disminuye las respuestas mediadas por anticuerpos dirigidas desde ambas células T (ayudante) ya que la vitamina A juega un papel importante. papel en el desarrollo de ambas células Th y células B.

Según el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, la siguiente es la cantidad diaria recomendada (RDA) de vitamina A por día:

Edad [19659017] Hombre Mujer Embarazo Lactancia
0-6 meses 400 mcg (1.333 UI) 400 mcg (1.333 UI)
7-12 meses 500 mcg (1.666 UI) 500 mcg (1.666 UI)
1-3 meses 300 mcg (1.000 UI) 300 mcg (1,000 IU)
4-8 años 400 mcg (1,333 UI) 400 mcg (1,333 UI) – [19659071] 9-13 años 600 mcg (2.000 UI) 600 mcg (2.000 UI)
14-18 años 900 mcg (3.000 UI) [19659022] 700 mcg (2.333 UI) 750 mcg (2.500 UI) 1.200 mcg (4.000 UI)
19-50 años 900 mcg (3.000 UI) 700 mcg (2.333 UI) 770 mcg (2.700 UI) 1.300 mcg (4.333 UI)
51+ años 900 mcg (3.000 UI) 700 mcg (2.333 UI)

6. Ácido fólico (Vitamina B9)

El folato (ácido fólico sintético) también se llama vitamina B9. Los signos comunes de deficiencia de folato incluyen una función inmune pobre y enfermarse con frecuencia; baja energía crónica; aftas ; anemia; piel pálida ; y problemas digestivos como hinchazón, estreñimiento e IBS (síndrome del intestino irritable).

El folato también promueve la producción y la función adecuada de los glóbulos blancos. La investigación muestra que el folato aumenta la distribución de células T y la división celular para aumentar la inmunidad. Las células T son linfocitos que juegan un papel importante en la inmunidad.

Según el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, la siguiente es la cantidad dietética recomendada (RDA) de vitamina B9 (folato) diario:

Edad Hombre Mujer Embarazo Lactancia
0-6 meses 65 mcg 65 mcg
7-12 meses 80 mcg 80 mcg
1-3 años 150 mcg 150 mcg
4-8 años 200 mcg 200 mcg – [19659026] 9-13 años 300 mcg 300 mcg
más de 14 años 400 mcg 400 mcg 600 mcg 500 mcg [19659106] 7. Vitamina K

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa esencial involucrada en la salud del corazón y los huesos; sin embargo, también se encuentra entre las mejores vitaminas para la salud del sistema inmunológico. La vitamina K que absorbemos de nuestra dieta está relacionada con las bacterias intestinales; por lo tanto, nuestros niveles actuales de vitamina K dependen en gran medida de nuestra salud digestiva.

Una deficiencia de vitamina K puede provocar IBS, enfermedad inflamatoria del intestino, síndrome del intestino permeable y otros problemas intestinales. Otras afecciones que evitan que el cuerpo absorba vitamina K incluyen enfermedad hepática, enfermedad de la vesícula biliar, enfermedad celíaca y sensibilidad al gluten.

Según el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias, la siguiente es la cantidad dietética recomendada (RDA) para vitamina K diariamente:

Edad Varón Femenino Embarazo Lactancia
0-6 meses 2.0 mcg 2.0 mcg
7-12 meses [19659022] 2.5 mcg 2.5 mcg
1-3 años 30 mcg 30 mcg
4-8 años [19659022] 55 mcg 55 mcg
9-13 años 60 mcg 60 mcg
14-18 años [19659022] 75 mcg 75 mcg 75 mcg 75 mcg
19+ años 120 mcg 90 mcg 90 mcg 90 mcg

Vitamina- Alimentos ricos para impulsar el sistema inmune tem

La siguiente es una tabla rápida y fácil con algunas de las mejores fuentes de alimentos de las mejores vitaminas para la salud del sistema inmunológico que hemos mencionado anteriormente, incluyendo vitamina A, vitamina B6, vitamina B9 (folato), vitamina C, vitamina D3, vitamina E y vitamina K.

Los suplementos que contienen estas vitaminas a menudo se venden en dosis que exceden las cantidades diarias recomendadas. Como resultado, una dieta de alimentos integrales es una mejor manera de obtener sus vitaminas para aumentar su inmunidad.

Alimentos que aumentan su sistema inmunitario

Vitaminas Fuentes alimenticias
Vitamina A Batatas , col rizada, zanahorias, espinacas, hígado de ternera, lechuga romana, mantequilla, huevos, calabaza de invierno, brócoli, albaricoques, melón, mango, pimientos rojos y atún
Vitamina B6 pechuga de pavo, carne de vaca alimentada con pasto, atún, pechuga de pollo, semillas de girasol, semillas de sésamo, garbanzos, amaranto, garbanzos, melaza, aguacate, frijoles pintos y pistachos
Vitamina B9 (Folato) Espinacas, brócoli, espárragos, guisantes de ojo negro, hígado de ternera, coles de Bruselas, hojas de mostaza, frijoles, aguacate, lechuga romana y naranjas
Vitamina C Pimientos rojos, pimientos verdes, grosellas negras, guayaba, kiwi, naranjas, fresas, papaya, brócoli, perejil, piña, pomelo, coliflor, mango y coles de Bruselas
Vitamina D3 Ha libut, carpa, caballa, anguila, salmón, pescado blanco, pez espada, trucha arco iris, sardinas, aceite de hígado de bacalao, atún, huevos, leche cruda, hongos maitake y hongos Portabella
Vitamina E Avellanas, almendras, semillas de girasol , mango, aguacate, brócoli, espinaca, calabaza, pimientos, aceitunas, col rizada, acelgas, tomates, coles de Bruselas y kiwi
Vitamina K Perejil, hojas de diente de león, hojas de mostaza, acelga, cebollas de primavera, coles de Bruselas, nabos, espinacas, espárragos, brócoli, vegetales marinos, pepinos, repollo, fresas, hígado de pollo y coliflor

Reflexiones finales sobre las vitaminas para la salud del sistema inmunológico

Este artículo presentó siete de las mejores vitaminas para la salud del sistema inmune, incluyendo vitamina A, vitamina B6, vitamina B9, vitamina C, vitamina D3, vitamina E y vitamina K. También explicamos cómo cada vitamina beneficia al sistema inmune, así como qué alimentos son ricos en cada vitamina. Una dieta rica en vitaminas será abundante en verduras, frutas y otros alimentos integrales.

Cuando complementa con vitaminas, lo mejor es elegir un producto de alta calidad elaborado a partir de fuentes de alimentos reales y libre de rellenos o toxinas. Los suplementos vitamínicos de alta calidad se elaboran en un proceso que permite que ese cuerpo reconozca las vitaminas, y esto le proporciona los mayores beneficios inmunitarios.

Leave a Comment