Las nanopartículas no reguladas en los alimentos pueden presentar un riesgo para la salud

Los nanomateriales causan furor ahora en lo que respecta a la fabricación de alimentos. ¿Qué son las nanopartículas y por qué la industria alimentaria está tan fuertemente invertida en ellas? Las nanopartículas son extremadamente pequeñas y poseen propiedades que sus contrapartes más grandes no Básicamente, tienen una gran área de superficie en comparación con su tamaño y peso, lo que los hace ideales para ciertas tareas que requieren su absorción en otros materiales como los alimentos o incluso el cuerpo humano.

Nanopartículas de plata, por citar un ejemplo: son utilizados por la industria alimentaria como un pesticida porque pueden viajar rápidamente a través de un alimento y destruir organismos dañinos. Las nanopartículas también son eing utilizados para transportar drogas al cuerpo, en particular, administrando terapias contra el cáncer a áreas específicas, específicas.

Sin embargo, se están levantando algunas banderas rojas sobre el uso de nanopartículas. Nadie está seguro de qué efectos pueden tener estas nanopartículas cuando se absorben en grandes cantidades. Las nanopartículas parecen capaces de viajar a cualquier parte debido a su tamaño diminuto. Una vez en el cuerpo, pueden ingresar a los pulmones, el tracto digestivo y otros órganos. Cuando las cantidades de estas partículas se acumulan lo suficiente, los científicos temen que pueda haber efectos adversos para la salud.

Recientemente, un equipo de investigadores analizó los efectos de las nanopartículas de oro (utilizadas para la administración de fármacos) en el corazón. En este estudio con animales, las ratas recibieron una dosis de nanopartículas de oro (PNB) y luego pasaron por una serie de pruebas. En comparación con los controles, las ratas con los PNB exhibieron algunos cambios bastante alarmantes en el funcionamiento de sus corazones. Los investigadores notaron que los PNB causaban debilidad en el músculo cardíaco y vasos sanguíneos congestionados y dilatados. Estos cambios no se observaron en ninguna de las ratas que actuaron como control. El equipo de investigación concluyó que los PNB causaban estas alteraciones en el corazón en relación con su tamaño: cuanto menores eran, más pronunciados eran los efectos adversos.

Se están llevando a cabo estudios como este con mayor frecuencia. Los efectos adversos potencialmente tóxicos de las nanopartículas finalmente se están estudiando ahora que la emoción del descubrimiento de la nanomedicina se está desgastando levemente.

Esta toma más cuidadosa de nanopartículas que están destinadas a la absorción en el cuerpo humano ha llevado a un equipo de científicos para desarrollar una herramienta. Esta herramienta de medición puede predecir la cantidad de partículas de plata que pueden aparecer en nuestros productos y otros productos alimenticios. Los científicos son de la Universidad de Missouri-Columbia y estiman que más de 1.000 productos alimenticios ahora contienen diversas cantidades de nanopartículas.

Para determinar los posibles efectos tóxicos de las nanopartículas de plata (SNP), los científicos estudiaron las peras que habían sido rociadas con una aplicación de pesticida SNP típica. Cuatro días después de enjuagar las peras, los SNP aún estaban presentes en la piel de pera, mientras que las partículas más pequeñas habían viajado dentro de la pera a la pulpa.

El equipo de investigación espera que el método que desarrollaron determine la concentración de SNP en el las peras se pueden usar para controlar las nanopartículas en otros alimentos. Al saber cuántas nanopartículas se ingieren con los alimentos que consumimos, los científicos podrán determinar los niveles “seguros”. Finalmente, los fabricantes de alimentos y los agricultores deberán respetar los niveles de nanopartículas reguladas por el gobierno.

Leave a Comment