Las personas con diabetes deberían hacer estos ejercicios

A menudo recomiendo el ejercicio para la prevención y el tratamiento de la obesidad, el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2. En mi opinión, el ejercicio es vital para mejorar los resultados de salud. Para examinar más de cerca el tema del ejercicio y cómo se relaciona con el manejo de la diabetes tipo 2, echemos un vistazo a los resultados de un estudio reciente.

El estudio, publicado en Diabetes Care evaluó 262 pacientes obesos de alto riesgo con diabetes tipo 2 y los colocaron aleatoriamente en uno de cuatro grupos. El primer grupo fue el grupo de control que no hizo ejercicio; el grupo dos solo realizó ejercicio cardiovascular; el grupo tres era el grupo de resistencia solamente; y el cuarto grupo realizó un programa combinado consistente en ejercicios de resistencia y cardio.

Los investigadores midieron el nivel de aptitud de los participantes (fuerza de la pierna, consumo máximo de oxígeno máximo), composición corporal (grasa corporal, masa corporal magra y circunferencia de la cintura ) y el estado de la diabetes (HbA1c) al comienzo del estudio y de nuevo después de nueve meses. Las personas del grupo dos y tres pasaron un promedio de 140 minutos por semana en el gimnasio. Sin embargo, el grupo cuatro pasó 110 minutos por semana realizando cardio y 30 minutos por semana de entrenamiento con pesas.

Los resultados de este estudio, me parece, son muy interesantes. En primer lugar, los investigadores descubrieron que las personas que gastaban la mayor cantidad de energía y disminuían la circunferencia de la cintura en mayor grado tenían casi tres veces más probabilidades de tener niveles más bajos de HbA1c (medida del control de la glucosa) y requerían menos medicación en comparación con los que no alcanzar este nivel de condición física.

El otro resultado de este estudio también indicó que el grupo que tuvo la mayor cantidad de mejoras en condición física, composición corporal y control de glucosa pertenecía al grupo cuatro. Los participantes del estudio que entrenaron con pesas y también realizaron ejercicios cardiovasculares en una cinta de correr perdieron más grasa abdominal, usaron menos medicamentos y tuvieron un mejor control de sus niveles de azúcar en sangre que los demás participantes.

Este estudio también es importante porque demuestra claramente aspectos importantes que están involucrados en el control de formas incluso graves de diabetes. Lo mismo puede decirse para el control y la prevención de la obesidad, la resistencia a la insulina y el síndrome metabólico.

Aquellas personas que se ejercitaron con grados crecientes de regularidad, mientras eligen un programa de entrenamiento cardiovascular y de pesas, podrán realizar de manera más efectiva controlar el tamaño de su cintura, azúcar en la sangre y mejorar su grado de sensibilidad a la insulina.

Recomiendo al menos 60 minutos por día de ejercicio cardiovascular y al menos tres sesiones de 30 minutos de entrenamiento con pesas por semana.

Leave a Comment