Las personas que creen que la genética controlan el peso toman decisiones de vida poco saludables

En un estudio publicado en una revista de Society for Public Health publicado por SAGE llamado Health Education & Behavior los investigadores descubrieron que las personas que creen que el peso está fuera de su control tienden a hacer elecciones de alimentos más pobres, tener índices de masa corporal (IMC) no saludables e informar niveles más bajos de bienestar personal en comparación con aquellos que creen que el peso no es genético.

Para el estudio, investigadores de la Universidad Tecnológica de Texas examinaron datos autodeclarados de 4,655 mujeres y 4,166 hombres que participaron en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del 2007 al 2010.

Los investigadores encontraron algunos resultados interesantes. A medida que las personas envejecen, la creencia de que el peso está predeterminado por la genética está relacionado con menos ejercicio y menos hábitos alimenticios saludables. Por ejemplo, cuando las personas envejecen, es menos probable que consuman verduras y frutas disponibles en el hogar, y tampoco leen las etiquetas nutricionales de los alimentos en el envase.

La creencia de que el peso no cambia también está relacionado con comer cantidades mayores de comidas de restaurantes, comidas preparadas como comidas rápidas o carnes frías, y comidas congeladas como pizza.

“Si un individuo cree que el peso está fuera de la influencia de la dieta y el ejercicio, él o ella pueden involucrarse en más comportamientos que son recompensar a corto plazo, como comer alimentos poco saludables y evitar el ejercicio, en lugar de conductas saludables con más beneficios a largo plazo para el control del peso “, explicaron los autores del estudio, la Dra. Jessica L. Alquist y el Dr. Mike C. Parent.

“Combatiendo la percepción de que el peso es inmutable, los proveedores de atención médica pueden aumentar los comportamientos saludables entre sus pacientes”

 

Leave a Comment