¿Le importa a su médico si está durmiendo bien?

Dormir: es una necesidad para todos nosotros, sin embargo, de acuerdo con un nuevo estudio, un asombroso dos tercios de las personas mayores tienen problemas en esta área. Además de esta estadística, los investigadores han descubierto que incluso cuando el sueño es un problema para los adultos mayores, sus médicos a menudo no reconocen este hecho y no proporcionan soluciones para sus pacientes.

¿Estás durmiendo lo suficiente? Según el nuevo estudio, que es de Northwestern University y ha sido publicado en una edición reciente del American Journal of Geriatric Psychology, si tienes 60 años o más, es posible que no lo seas. De hecho, un asombroso 69% de los participantes (1.503 pacientes mayores de 60) notaron al menos una queja de sueño, 40% tuvieron dos o más quejas y 45% se quejaron de que tenían problemas para conciliar el sueño o para poder quedarse dormido.

¿La peor parte? Incluso con todas estas quejas relacionadas con el sueño, los médicos no les preguntan a las personas mayores si obtener un buen descanso es un problema para ellos, y ciertamente no se les está brindando ninguna solución a su problema. Según la autora del estudio, Kathryn Reid, “es posible que un médico no piense que es muy importante preguntarle al paciente sobre el sueño. Nosotros (los investigadores) planteamos la hipótesis de que los médicos piensan que los problemas del sueño son una parte normal del envejecimiento y que no hay mucho que puedan hacer al respecto “.

¿Tiene que adoptar este pensamiento? ¡Absolutamente no! De hecho, hay cosas que puedes hacer para resolver tus problemas de sueño. El primer paso es ser proactivo y determinar qué puede estar causando el problema. El insomnio puede ser más común a medida que envejece, pero no tiene por qué ser un problema permanente en su vida. No adopte una actitud complaciente.

A continuación, ¿alguna de las siguientes preguntas se aplica a usted? Si uno o más lo hace, entonces debe contactar a su médico.

– ¿Duermes muy a la ligera? – ¿Le resulta difícil permanecer dormido toda la noche? – ¿Se despierta más de tres veces en una noche?

Además, ¿tiene alguna de las siguientes condiciones? Sepa que también pueden contribuir al insomnio.

– Artritis u osteoporosis – Acidez estomacal, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular o hipertensión arterial – Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) – Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) – Cáncer – Diabetes – Enfermedad de Parkinson o enfermedad de Alzheimer – Incontinencia o próstata agrandada

Finalmente , los medicamentos también pueden ser los culpables. Si está tomando alguno de los siguientes medicamentos, asegúrese de contactar a su médico, ya que pueden contribuir a los problemas para dormir.

– Antidepresivos – Broncodilatadores – Betabloqueantes – Medicamentos gastrointestinales – Corticosteroides – Bloqueadores de los canales de calcio – Descongestionantes – Medicamentos cardiovasculares

Saber qué está causando su insomnio es la clave aquí. Toma el control: comenzar una buena noche de descanso comienza contigo. Haga conocer sus síntomas a su médico y exija que lo ayude a encontrar una solución.

Leave a Comment