Libido baja: el ginseng aumenta la salud sexual

Hoy en día, se ha vuelto mucho más aceptable hablar y admitir las dificultades con respecto a su libido. Hay muchas razones por las cuales la libido puede disminuir: deficiencias nutricionales, enfermedades y desequilibrios hormonales son tres causas comunes.

Según estimaciones recientes, 30 millones de hombres estadounidenses padecen problemas de salud sexual. La buena noticia es que, para la mayoría de estas personas, el problema es tratable. Tener relaciones físicas íntimas con alguien es en realidad el resultado de una combinación compleja de acciones. Los estímulos cerebrales, la función de los vasos sanguíneos y los nervios, y las hormonas están involucradas. Cuando algo interfiere con alguna de estas acciones, pueden aparecer síntomas de impotencia. Las condiciones tan diversas como arterioesclerosis, enfermedad vascular, diabetes y presión arterial alta pueden interferir con la salud sexual, al igual que el alcohol.

Para aumentar su libido, considere tomar ginseng como un remedio alternativo a los medicamentos recetados y sus efectos secundarios. Históricamente, el ginseng fue considerado una panacea por los herbolarios. Hoy se comercializa como un refuerzo de energía, antiinflamatorio y antioxidante debido a su contenido de saponina y su capacidad para aumentar la circulación y equilibrar el sistema.

El ginseng también ha demostrado mejorar la función sexual tanto en hombres como en mujeres. La planta crece silvestre en China y otros países de Asia oriental y se ha utilizado durante más de 5.000 años por sus propiedades restauradoras. La palabra inglesa “ginseng” deriva del término chino “rénshēn”, que literalmente se traduce como “raíz masculina”. Esta frase se refiere a la forma bifurcada característica de la raíz, que se asemeja a las piernas de un hombre.

En un ensayo clínico llevado a cabo en el Centro de Investigación de Toxicología y Farmacología de la Academia China de Ciencias Médicas, los investigadores investigaron el efecto del ginsenósido (un ingrediente purificado del ginseng) sobre la función sexual. Hallaron que los ratones que recibieron ginsenósido se desempeñaron por fuera en todas las áreas y mostraron niveles más altos de testosterona.

Recuerde que uno de los principales culpables en lo que respecta a la mala salud sexual es la medicación. La lista de medicamentos que potencialmente podrían causar impotencia como un efecto secundario de prescripción es larga. Los antidepresivos, los antihistamínicos, los medicamentos para la presión arterial, los diuréticos, los sedantes y los medicamentos para úlceras pueden obstaculizar el rendimiento.

Un último consejo de salud: la aterosclerosis es otro factor que aumenta en gran medida el riesgo de padecer problemas de rendimiento sexual. La aterosclerosis es un endurecimiento de las arterias que afecta el flujo sanguíneo y la circulación. Esto puede afectar el corazón y los órganos reproductores de una manera negativa (de hecho, la impotencia es a menudo un signo de que alguien padece aterosclerosis). Esta es otra razón más por la cual es importante evitar los alimentos grasos que pueden llevar a la producción de placa, causando que las arterias se obstruyan.

Leave a Comment