Lo que necesitas saber sobre los temblores

Los temblores son movimientos involuntarios y rítmicos que pueden ocurrir solos o debido a una enfermedad subyacente. Los temblores ocurren cuando los músculos comienzan a contraerse y relajarse muy rápido, muchas veces. A veces pueden ser desencadenados por una enfermedad que afecta el sistema nervioso, causando espasmos musculares.

Un temblor puede tomar muchas formas. Tu cabeza podría estar asintiendo. Tu voz puede ser inestable. Sus manos, brazos o párpados pueden bailar incontrolablemente. Podrían empeorar cuando estás bajo estrés o si mueves ese músculo. Algunos pueden atacar un lado del cuerpo en lugar de otro. Podrían ser esporádicos, temporales o recurrentes después de un cierto período de tiempo.

Un “temblor de reposo” ocurre cuando una parte del cuerpo está en reposo. Cuando lo mueves, los temblores se vuelven menos perceptibles. Un “temblor de intención” ocurre cuando mueves una parte del cuerpo. Un “temblor postural” ocurre cuando sostienes una parte del cuerpo en una posición durante mucho tiempo. Otro tipo ocurre durante una tarea específica, como usar un lápiz. Otro grupo de temblores es causado por medicamentos, ansiedad, estrés o fatiga. Los “temblores esenciales” ocurren principalmente en adultos mayores y se centran en las manos, la cabeza y la voz. Duran alrededor de dos segundos y ocurren regularmente durante movimientos específicos. Cuanto peor es el temblor, peor es la discapacidad auditiva.

Hay muchas causas ocultas. Las drogas populares pueden desencadenar muchos tipos de temblor. La lista de delincuentes es larga, pero debe verificar la letra pequeña de cualquier receta para ver si podría estar causando temblores. Varios problemas de salud pueden causar temblores. Incluyen la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Wilson (demasiado cobre en el cuerpo), la epilepsia, el hipertiroidismo (demasiada hormona tiroidea circulando) y el envenenamiento por mercurio. El estrés es una gran causa oculta, que envía descargas nerviosas a los músculos. Si no es la causa, empeorará cualquier temblor. Los estimulantes como la cafeína los empeoran considerablemente. Si las personas se destetan de fumar o beber, a menudo experimentan temblores, comúnmente en la mano. Es temporal.

Los medicamentos son la primera línea de tratamiento contra los temblores, pero solo deben usarse si el temblor está dificultando la vida. Hay formas de reducir la actividad del temblor. Evite el café, el refresco y otras fuentes de cafeína. Pruebe técnicas de relajación para reducir el estrés en su vida, como la respiración concentrada y la meditación. Si está relacionado con las drogas, hable con su médico sobre lo que se puede hacer. Algunos creen que la terapia alternativa llamada “biofeedback” es útil. Con un terapeuta, puede aprender lentamente cómo controlar las funciones corporales que la mayoría cree que están fuera de su control.

Leave a Comment