Los 9 mejores beneficios del aceite de pescado Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 son esenciales para su dieta y salud, porque el cuerpo no puede prepararlos, por lo que deben obtenerse de los alimentos. Dicho esto, no todas las fuentes de ácidos grasos omega-3 son iguales.

Por ejemplo, el ácido alfa-linolénico se encuentra en fuentes vegetales como las nueces y la linaza. Por otro lado, muchos de los beneficios de los ácidos grasos omega-3 provienen de los pescados grasos como el salmón, la trucha arco iris, la caballa, el arenque, las sardinas y el atún.

El aceite de pescado es una buena fuente de ácidos grasos omega-3 ácidos ( 1 ). Los beneficios del aceite de pescado omega-3 provienen principalmente de dos tipos de omega-3: ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).

Efectos secundarios de la deficiencia de omega-3

¿Qué sucede cuando no lo haces? obtener suficientes omega-3 en su dieta? Desafortunadamente, este es un problema para muchos estadounidenses. En los EE. UU., Las deficiencias de ácidos grasos omega-3 están relacionadas con las principales causas de muerte, principalmente debido a un desequilibrio entre los ácidos grasos omega-3 y omega-6. Omega-6 sigue siendo un ácido graso esencial, pero cuando se consumen grandes cantidades de omega-6 con bajas cantidades de omega-3, pueden producirse inflamación y enfermedades crónicas.

El estadounidense promedio consume omega-6 a omega-3 grasos ácidos en una proporción de 20: 1, porque omega-6 es una parte común de la dieta estadounidense estándar, que se encuentra en los lácteos, carnes, comidas rápidas y alimentos fritos, que contienen semillas y aceites vegetales como canola, soja, maíz y semilla de algodón. Un desequilibrio de omega-3 y omega-6 puede conducir a una serie de problemas de salud, que incluyen enfermedades cardíacas, obesidad, cáncer, síndrome del intestino irritable, degeneración macular, diabetes tipo 2, enfermedades autoinmunes y asma.

9 Omega-3 Beneficios del aceite de pescado

Hay una serie de beneficios para la salud asociados con el aceite de pescado omega-3 ( 2 ). La investigación científica incluso ha demostrado que hay más beneficios en el aceite de pescado y DHA / EPA que en el aceite de linaza o ALA . Los siguientes son algunos de los principales beneficios para la salud asociados con el aceite de pescado omega-3: la investigación muestra que podría ayudar a tratar o reducir el riesgo de lo siguiente:

1. Depresión

La investigación sugiere que las deficiencias de omega-3 están relacionadas con un aumento en la tasa de depresión. Una fórmula para la depresión del aceite de pescado omega-3 es el camino a seguir cuando se trata de estos trastornos, ya que se considera un estabilizador natural del estado de ánimo. Los países con mayores tasas de consumo de aceite de pescado también tienen tasas más bajas de trastornos depresivos. Un estudio reciente publicado en la revista Nutritional Neuroscience sugiere que el aumento del consumo de DHA y EPA con aceite de pescado disminuye los síntomas del trastorno de depresión mayor en un 40% ( 3 ). La suplementación con aceite de pescado también mejoró el contenido nutricional y de aminoácidos en la corteza prefrontal dorsolateral derecha en adolescentes con trastorno depresivo mayor. estabilizador natural del estado de ánimo . Los países con mayores tasas de consumo de aceite de pescado también tienen tasas más bajas de trastornos depresivos. Un estudio reciente publicado en la revista Nutritional Neuroscience sugiere que el aumento del consumo de DHA y EPA con aceite de pescado disminuye los síntomas del trastorno de depresión mayor en un 40%. La suplementación con aceite de pescado también mejoró el contenido nutricional y de aminoácidos en la corteza prefrontal dorsolateral derecha en adolescentes con trastorno depresivo mayor.

2. Diabetes

En un estudio publicado en la revista Brain Research en 2014, se descubrió que el aceite de pescado reduce el riesgo de que los diabéticos desarrollen un déficit cognitivo debido al efecto protector que tiene sobre las células del hipocampo ( 4 ). Los investigadores también descubrieron que el aceite de pescado revirtió el estrés oxidativo, que es una de las causas principales de la diabetes tipo 2. Otros estudios también han encontrado que los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir el inicio de la diabetes tipo 1.

3. Ansiedad

Al igual que la depresión, la ansiedad también está relacionada con un nivel más bajo de ácidos grasos omega-3. Un estudio publicado en el European Journal of Neuroscience en 2014 mostró que el aceite de pescado trataba eficazmente los comportamientos ansiosos y depresivos inducidos en ratas. Los investigadores recomendaron la administración de suplementos de aceite de pescado durante períodos críticos de desarrollo cerebral. Esto tiene que ver con la importancia de dar aceite de pescado a los niños temprano en la vida para ayudar a prevenir la ansiedad y la depresión a medida que envejecen.

4. Artritis

El aceite de pescado también se considera de gran ayuda en el tratamiento de la osteoartritis y la artritis reumatoide. Los estudios han encontrado que DHA y EPA pueden disminuir los mediadores proinflamatorios y aumentar la lubricación de las articulaciones. Un estudio publicado en la revista Alternative Therapies in Health and Medicine en 2010 encontró que el aceite de pescado es un tratamiento efectivo para la osteoartritis ( 5 ). Además, un estudio publicado en la revista Arthritis and Rheumatism en 1995 encontró que los pacientes con artritis reumatoide que tomaban aceite de pescado tenían una función articular mejorada ( 6 ) y algunos pacientes incluso podían suspender el uso de antiinflamatorios no esteroideos. -inflamatorios.

5. Cáncer

Se ha encontrado que el aceite de pescado trata varios tipos de cáncer, incluidos el cáncer de mama, colon y próstata. En un estudio publicado en la revista Cancer Chemotherapy and Pharmacology en 2014, los investigadores encontraron que el aceite de pescado omega-3 podría hacer que las células cancerosas fueran más vulnerables a los medicamentos contra el cáncer y también podría ayudar a mitigar los efectos secundarios de esas drogas ( 7 ). Otro estudio de 2014 publicado en la revista PLOS ONE encontró que el DHA y la EPA en el aceite de pescado disminuyen el riesgo de cáncer de próstata ( 8 ). Otros estudios también han sugerido que el aceite de pescado puede ayudar a prevenir el melanoma.

6. Enfermedad de Alzheimer

El DHA en el aceite de pescado se considera crítico para el funcionamiento del cerebro y la reducción de la inflamación. En un estudio publicado en Alzheimer & Dementia en 2010, los investigadores encontraron que 900 miligramos diarios de DHA durante 24 semanas mejoraron la memoria y la función de aprendizaje en el deterioro cognitivo relacionado con la edad ( 9 ). Por lo tanto, la suplementación con aceite de pescado puede usarse en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

7. Enfermedad cardíaca

El aceite de pescado Omega-3 puede ayudar a prevenir y controlar las enfermedades cardíacas. Los estudios han encontrado que los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir los triglicéridos, retrasan el desarrollo de placa en las arterias, reducen el riesgo de ritmos cardíacos anormales, disminuyen las posibilidades de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos y reducen la probabilidad de muerte cardíaca súbita en aquellos con enfermedad del corazón. Múltiples estudios también han indicado que los suplementos de aceite de pescado omega-3 pueden ayudar a disminuir la presión arterial. La hipertensión es otro factor de riesgo asociado con la enfermedad cardíaca.

8. TDAH

Las deficiencias de ácidos grasos omega-3 están relacionadas con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) tanto en adultos como en niños. Se cree que los aceites de pescado alivian los síntomas del TDAH, como inquietud, falta de atención e hiperactividad, y disminuyen la agresividad, la impulsividad, la ansiedad y la ira. Un estudio publicado en la revista Pediatría y Salud Infantil en 2009 encontró que los suplementos de aceite de pescado omega-3 pueden ayudar a controlar los síntomas del TDAH ( 10 ).

9. Trastornos oculares

Se ha descubierto que el alto contenido de DHA y EPA en el aceite de pescado es esencial en el tratamiento de trastornos oculares tales como ojos secos, cataratas y degeneración macular relacionada con la edad (DMAE). Un estudio publicado en la revista Investigative Ophthalmology & Visual Science en 2014 encontró que el aceite de pescado omega-3 puede beneficiar a aquellos en alto riesgo de DMRE neovascular ( 11 ).

Otros beneficios del aceite de pescado Omega-3

Pérdida de peso

También puede usar aceites de pescado omega-3 para perder peso. En un estudio de cuatro semanas publicado en el International Journal of Obesity en 2007, los investigadores encontraron que aquellos que se suplementaron con pescado graso o aceite de pescado perdieron aproximadamente dos libras más después de cuatro semanas que aquellos que no usaron esos suplementos ( 12 ).

Salud de la piel y del cabello

La evidencia también sugiere que el aceite de pescado omega-3 puede beneficiar las afecciones de la piel, incluidas la psoriasis y el eczema. También puede usar aceites de pescado omega-3 como una solución para el acné. El aceite de pescado Omega-3 también beneficia el cabello al tratar la caspa y adelgazar el cabello.

Fertilidad y embarazo

Otros beneficios

Otras afecciones que el aceite de pescado omega-3 puede ayudar a mejorar incluyen arritmias, hiperplasia benigna de próstata, sinusitis crónica, enfermedad inflamatoria intestinal , esclerosis múltiple, menorragia, asma, Lyme di sease, migrañas, síndrome metabólico, dolor de cuello, fibromialgia osteoporosis, fibroides uterinos y enfermedad de Parkinson.

5 Efectos secundarios del aceite de pescado Omega-3

¿Hay algún inconveniente en los peces omega-3? suplementos de aceite? Algunas investigaciones indican que el aceite de pescado puede causar daño a los órganos, aterosclerosis, inflamación e incluso cáncer. Sin embargo, el aceite de pescado utilizado en esos estudios fue aceite de pescado rancio u oxidado. Estos son algunos de los efectos secundarios que pueden resultar del aceite de pescado rancio omega-3.

1. Presión arterial baja:

Como se mencionó, el aceite de pescado se usa para tratar la presión arterial alta. Sin embargo, el aceite de pescado puede hacer que la presión arterial baje demasiado en aquellos que ya están usando medicamentos para reducir la presión sanguínea.

2. Enfermedad hepática:

Se cree que el aceite de pescado aumenta el riesgo de sangrado en pacientes con enfermedad hepática con cicatrización hepática.

3. Alergia al pescado:

Las personas que son alérgicas a los peces también pueden reaccionar a la suplementación con aceite de pescado.

4. Trastornos depresivos:

El aceite de pescado puede aumentar los síntomas de depresión y trastorno bipolar.

5. VIH / SIDA:

Se cree que las altas dosis de aceite de pescado reducen la respuesta del sistema inmune del cuerpo. Esto puede ser un problema para aquellos que ya tienen un sistema inmune débil, incluidas las personas con VIH / SIDA.

Otros efectos secundarios

Otros efectos secundarios del aceite de pescado omega-3 incluyen diabetes, riesgo de cáncer en personas con poliposis adenomatosa familiar y un latido cardíaco irregular en pacientes con un desfibrilador implantado.

Posibles interacciones

Ciertos medicamentos pueden interactuar con el aceite de pescado, incluidos: anticoagulantes como warfarina, clopedigrel y aspirina; anticoagulantes y antiagregantes plaquetarios; pastillas anticonceptivas como etinilestradiol y levonorgestrel; y medicamentos para la presión arterial alta como captopril, enalapril y losartán.

Cómo utilizar el aceite de pescado Omega-3

Los peces más comunes utilizados en los suplementos de aceite de pescado incluyen arenque, colín, atún, fletán, sardinas, caballa salmón y bacalao Estos peces contienen la mayor cantidad de DHA y EPA. Para la mayoría de las personas, 1,000 miligramos es la mejor dosis de aceite de pescado omega-3 por día.

Es importante tener en cuenta que no todos los aceites de pescado se crean por igual. Muchos aceites de pescado son altamente procesados ​​y, por lo tanto, se pueden oxidar fácilmente debido a las grasas poliinsaturadas omega-3 con un umbral de calor bajo, lo que significa que el aceite de pescado puede ponerse rancio fácilmente. Los beneficios del aceite de pescado Omega-3 dependen de cómo almacene su aceite, así que manténgalo alejado de la luz natural, preferiblemente en un lugar fresco y oscuro (lo hará un armario). Algunos líquidos omega-3 también deben almacenarse en el refrigerador una vez que se haya abierto la botella. También es una buena idea comprar recipientes pequeños de aceite de pescado ya que los contenedores más grandes tienen una mayor posibilidad de oxidarse antes de que se terminen.

Leave a Comment