Los efectos de un cigarrillo

Si los fumadores piensan que solo tener unos pocos cigarrillos al día lo hace poco probable para desarrollar una enfermedad, entonces se llevan una sorpresa. No son solo aquellos que se queman a través de un paquete o más al día los que tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades. Cualquiera que tome unas pocas pausas para fumar al día, para quienes un paquete puede durar una semana, sigue aumentando significativamente su riesgo de salud. Y qué riesgo es.Una nueva investigación, publicada en la revista “Tobacco Control”, lo demuestra. Los investigadores descubrieron que fumar tan poco como un cigarrillo al día aumenta el riesgo de muerte de una persona por cáncer de pulmón o enfermedad cardíaca. Es de esperar que sorprenda a los llamados “fumadores sociales” que tal vez tengan uno o dos cada día más o menos, pero que están muy lejos de ser un fumador empedernido o un fumador habitual.

En un absoluto mamut estudio a largo plazo, los investigadores noruegos querían ver qué riesgo tenían de uno a cuatro cigarrillos por día sobre el riesgo de morir de enfermedades relacionadas con el tabaco. Más de 40,000 hombres y mujeres se sometieron a pruebas de salud a principios de los años setenta. Los investigadores rastrearon su estado de salud hasta 2002. Hallaron algunas conclusiones definitivas:

  • Los fumadores ligeros tenían tres veces más probabilidades de morir de enfermedades cardíacas que los no fumadores.
  • Las mujeres fumadoras ligeras tenían cinco veces más probabilidades de morir a causa de los pulmones cáncer.
  • Cualquiera que fuera un fumador ligero tenía un riesgo 1,5 veces mayor de morir prematuramente por cualquier causa.

El impulso: los fumadores leves ponen en peligro su salud. En realidad, no debería ser una gran sorpresa: después de todo, un cigarrillo se compone de una increíble variedad de productos químicos tóxicos y no menos de 60 carcinógenos conocidos. Los lleva directamente a sus pulmones, y luego a cada parte del cuerpo. Pero terminemos esto con una nota positiva. Aquí hay siete consejos para dejar el hábito:

  1. Tire todos los cigarrillos y ceniceros de su casa, automóvil y trabajo. Establezca un día en que saldrá. No permita fumar en su casa. No te permitas una recaída.
  2. Deja de fumar alterando tu rutina diaria. Coma cosas diferentes, vaya a diferentes lugares, evite las cosas que le recuerdan fumar.
  3. Obtenga asesoramiento profesional de la Asociación Americana o Canadiense de Pulmón.
  4. Pregúntele a su médico acerca de posibilidades tales como el bupropión con medicamentos orales, el parche de nicotina o un aerosol nasal de nicotina.
  5. Si tiene problemas para dejar de fumar, busque la hipnoterapia y el poder de la sugestión.
  6. Reduzca el consumo de alcohol.
  7. Lobelia es el único remedio herbal conocido. Su ingrediente principal lobeline podría sofocar el impulso de fumar

Leave a Comment