Los probióticos podrían ayudar a reducir la gravedad de los síntomas de la gripe.

La gripe ha estado inquietando la buena salud de América del Norte durante siglos. Cada año, aparecen nuevas cepas. Miles de personas se encuentran luchando con síntomas que afectan la respiración y la capacidad de comer y dormir. La gripe puede causar estragos en el sistema de hidratación del cuerpo. Los vómitos que se alternan con episodios de diarrea pueden hacer que el cuerpo pierda líquidos demasiado rápido y durante demasiado tiempo. Cuando se ven atrapados en un vórtice de síntomas como este, muchos se ven obligados a ir a la sala de emergencias del hospital local.

No existe un solo tratamiento que pueda tratar la gripe con éxito. Algunas veces, se recetan medicamentos en forma de medicamentos antivirales para prevenir complicaciones graves. Los antibióticos también se han utilizado para ayudar a tratar los síntomas de la gripe. Los descongestionantes se recetan para aliviar las infecciones sinusales y se prescriben analgésicos para reducir la fiebre y mantener la temperatura corporal cerca de lo normal.

Eventualmente, con este tratamiento multifacético, la mayoría de los pacientes se recupera. Los investigadores siguen buscando, sin embargo, un tratamiento definitivo que detendrá los síntomas de la gripe en seco. Recientemente, los investigadores comenzaron a investigar los probióticos como un arma potencial contra la gripe.

Los probióticos están llenos de bacterias amigables que se ha demostrado que ayudan en la digestión. Las bacterias amistosas en los probióticos también ayudan a combatir la cándida, bacterias dañinas que pueden desbordar el cuerpo y causar todo tipo de síntomas desagradables.

Los estudios preliminares muestran que los probióticos sí tienen un efecto beneficioso sobre los síntomas de la gripe y pueden ayudar a deshacerse de la gripe Un estudio interesante realizado en España intentó determinar si lactobacillus plantarum una bacteria que se encuentra comúnmente en los probióticos, podría ayudar a aumentar la efectividad de una vacuna contra la gripe.

Sesenta adultos mayores se ofrecieron como voluntarios para participar en el ensayo. Todos recibieron una vacuna contra la gripe. Luego recibieron probióticos durante tres meses después de la vacunación. Según los investigadores, los probióticos aumentaron los niveles de anticuerpos contra la gripe en los pacientes.

MÁS: La alternativa natural a los antibióticos

Otro ensayo clínico, realizado en Australia, analizó el efecto de los probióticos en atletas que sufren de enfermedades gastrointestinales y del tracto respiratorio superior. Sesenta y cuatro ciclistas competitivos fueron reclutados. Los investigadores notaron una reducción sustancial en la gravedad de la enfermedad gastrointestinal en los atletas masculinos que toman probióticos. No se puede decir lo mismo de las atletas que mostraron solo pequeñas mejorías en los síntomas de las enfermedades respiratorias cuando toman probióticos.

Se está planificando un nuevo estudio a gran escala que involucrará a 900 niños. El estudio se centrará en la efectividad de un probiótico llamado “Lacidofil”. Los investigadores esperan que Lacidofil demuestre ser un tratamiento efectivo para la gastroenteritis.

Al aliviar los síntomas, los probióticos podrían ayudar a que la gripe sea menos severa y impuestos para el cuerpo. Será interesante ver qué muestran los resultados al completar este estudio canadiense.

Si los probióticos se pueden aprovechar para aliviar los síntomas de la gripe, esta es una gran noticia para todos nosotros. Los probióticos son económicos en comparación con el precio de los medicamentos sin receta. Los probióticos también han demostrado ser seguros para los pacientes sin informes de eventos adversos.

Leave a Comment