Mejorando la salud intestinal y reduciendo la inflamación en pacientes con IBD

Investigadores de Weill Cornell Medical College han proporcionado una nueva visión de cómo los intestinos protegen y repararse a sí mismos de los ataques de bacterias y factores ambientales, que podrían conducir a nuevos enfoques para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Los hallazgos, publicados en una edición reciente de Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias revelan un mecanismo que permite que una sola capa de células señale al sistema inmune para reparar el daño tisular causado por los ataques diarios al cuerpo (es decir, bacterias, microbios ambientales, etc.). Los investigadores sugieren que esta puede ser la base para ayudar al rojo la inflamación crónica y el daño tisular, y restaurar cualquier lesión para aquellos que sufren de EII y otras enfermedades crónicas.”Se está produciendo un diálogo muy sofisticado entre el epitelio intestinal y la población de células linfoides innatas, [the first responders to the inflammatory alarm,]”, afirma el estudio investigador principal, Dr. David Artis. “Así que aprovechar ese intercambio puede ser clave para mantener la salud intestinal en los humanos”.

El tracto intestinal del cuerpo está cubierto con una capa de células que actúan como barrera, que lo protege de las exposiciones microbianas, físicas y ambientales que pueden causar lesión e inflamación severa del tejido.

Cuando algo extraño daña esta capa de células, ocurre una cascada de reacciones, lo que indica al sistema inmune que tome medidas y elimine la sustancia no deseada. Además, estimula el crecimiento de una nueva capa de células y libera moco, creando una nueva capa protectora contra futuros ataques: el tejido y su funcionamiento se reparan y mantienen esencialmente.

Leave a Comment