Motivo de optimismo para pacientes con cáncer

No hay un diagnóstico en toda la medicina peor que éste: “Usted tiene cáncer”. No hay preparación para ello, porque el peso de tal verdad recaiga sobre los hombros de los pacientes. Para decenas de millones de norteamericanos cada año, esa conversación fuera de serie con sus médicos no podría ser más real.

En estos boletines electrónicos de salud de los médicos, continuamos lo más posible para presentar los resultados positivos en el reino del cáncer En medio de evidentes factores negativos, como los efectos secundarios de la quimioterapia y una muerte potencial mucho antes de lo esperado, presentamos las pequeñas historias con grandes implicaciones: el avance celular que podría allanar el camino para una nueva droga contra el cáncer, la hierba que puede reducir las náuseas causadas por la quimioterapia, las muchas formas de ayudar a proteger su cuerpo de muchos cánceres, y así sucesivamente.

Aquí hay otro. Los investigadores en Pensilvania han descubierto que, a largo plazo, las personas que sobreviven al cáncer terminan trabajando en su trabajo aproximadamente la misma cantidad de horas que cualquier otra persona. En otras palabras, los sobrevivientes pueden recuperar la vida que tenían antes de que la enfermedad golpeara. Esa es una razón para el optimismo, y cada paciente con cáncer debe saberlo.

Al principio, cuando se le diagnostica uno y comienza el tratamiento, el trabajo (y la regularidad de la vida) sufre. Pero si se mira a largo plazo, los sobrevivientes de cáncer pueden recuperar su vida al final. Hay aproximadamente 10 millones de sobrevivientes solo en los Estados Unidos. Debido a todo lo que hemos aprendido sobre la enfermedad, el cáncer ya no es tan fatal como lo era antes.

La mayoría de los estudios han abordado el impacto a corto plazo en la productividad de las personas. Casi la mitad de todos los pacientes dejan de trabajar mientras reciben tratamiento contra el cáncer. El nuevo estudio abordó los efectos del cáncer en el empleo para quienes sobreviven.

El grupo de estudio incluyó a 500 adultos diagnosticados con cáncer entre 1997 y 1999. En 2002, el grupo tenía entre 55 y 65 años de edad. Fueron comparados con información sobre 4,000 trabajadores que no tenían la enfermedad. Los investigadores descubrieron que los sobrevivientes que permanecieron libres de cáncer trabajaron solo cuatro horas menos que las 4,000 personas que no habían tenido cáncer.

Los pacientes con cáncer pueden reclamar sus trabajos, lo que significa que pueden reclamar sus vidas. Como nota al margen, esta información asegura a los empleadores que un paciente con cáncer puede volver a trabajar cuando se haya resuelto la enfermedad.

Leave a Comment