Nueva vacuna contra el cáncer colorrectal aumenta los sistemas inmunológicos de los pacientes

Se ha creado una nueva vacuna que podría ofrecer a los pacientes con cáncer colorrectal una nueva esperanza: la terapia puede estimular el sistema inmunitario y ayudar a las personas a luchar contra las células cancerosas. Estas son buenas noticias, ya que cada paso que podemos dar para ayudar a prevenir el cáncer es un paso en la dirección correcta.

En el nuevo estudio, la vacuna se administró a los pacientes antes y después de que se sometieron a cirugía, donde les quitaron los tumores cancerosos de sus cuerpos. ¿El resultado? La producción de células inmunes fue estimulada en un 70% en los pacientes que participaron en el estudio. Dado que el cáncer colorrectal, o cáncer de recto y colon, es la segunda causa de muerte tanto en hombres como en mujeres, y más común en personas de la tercera edad, esta es definitivamente una buena noticia. Sin embargo, tenga en cuenta que el estudio fue diseñado para observar la respuesta inmune y no la prevención de la muerte debido al cáncer.

La nueva investigación, que fue realizada por investigadores británicos, se publicó recientemente en la revista médica Clinical Cancer Research. En el estudio, analizaron cómo la nueva vacuna, que es la primera de su tipo, puede ayudar a estimular el TNF-alfa (una proteína que es importante para el funcionamiento del sistema inmune y es capaz de matar las células cancerosas).

La vacuna estimula la respuesta inmune en pacientes con esta forma de cáncer, lo que ayuda a generar células T (o glóbulos blancos, que son conocidos por combatir las infecciones). Estas células importantes hacen más que simplemente combatir las infecciones, también ayudan a producir citoquinas, que son un tipo de proteína que ayuda a matar las células cancerosas.

Un punto interesante sobre esta vacuna es cómo fue creada: los investigadores tomaron un anticuerpo de un paciente que sobrevivió a metástasis hepáticas por cáncer colorrectal durante siete años, lo cual es significativo, ya que la mayoría de los pacientes muere dentro del año después de ser diagnosticado con este tipo de enfermedad . Los investigadores clonaron el anticuerpo de este paciente y desarrollaron la vacuna como resultado. Este anticuerpo se conoce como “105AD7” y es muy similar a otro anticuerpo que funciona de la misma manera, lo que se conoce como “CD55”. Los investigadores evaluaron 105AD7 al tiempo que observaron cómo el CD55 también opera en relación con la vacuna.

Miremos la prueba. Es el estudio más grande de su tipo que se ha adentrado en la capacidad de 105AD7 para ayudar a impulsar la respuesta inmune en pacientes con cáncer colorrectal. El estudio incluyó a 67 pacientes que esperaban someterse a cirugía para extirpar el tumor primario; se les administró aleatoriamente 100 microgramos de 105AD7 junto con “BCG”, que es una bacteria que ayuda a estimular el sistema inmune, o no se les dio ningún tratamiento. Entre los participantes, 28 de ellos tenían cáncer de colon y 39 de ellos tenían un tumor primario en el recto.

La edad promedio de los participantes fue 66. La vacuna se administró el día en que comenzó el estudio y nuevamente dos semanas después, si los participantes aún no se habían sometido a cirugía. La administración de 105AD7 se continuó en las marcas de tres, seis y 12 semanas después de la cirugía.

Los resultados en los participantes que tomaron 105AD7 mostraron que aproximadamente el 70% de ellos producía la proteína que genera la producción de células T. Esto ocurrió en respuesta a 105AD7 y CD55. Los hallazgos mostraron que la respuesta tanto a la vacuna como a la proteína CD55 fue lo suficientemente significativa como para justificar más investigación sobre esta vía de tratamiento del cáncer.

Leave a Comment