Nuevo diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer en las obras

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los pacientes con Alzheimer es descubrir si un medicamento está ayudando o no a tratar su condición adecuadamente Los pacientes están perdiendo un tiempo precioso tomando un medicamento cuando podrían cambiar a otro medicamento que sea más eficaz para la enfermedad. Afortunadamente, una nueva prueba tiene como objetivo reducir ese tiempo de espera para que los pacientes y sus familias puedan descubrir rápidamente qué tan bien está funcionando cierto medicamento.

La prueba se realiza con una muestra de líquido cefalorraquídeo, en la que se verifica la presencia de una muestra de “abeta”, una sustancia que se sabe que está presente en cantidades inusualmente altas en los cerebros de pacientes con Alzheimer. Cuando se elimina gran cantidad de abeta del cerebro, los científicos saben que la droga está funcionando.

La prueba demora solo 36 horas y puede arrojar resultados bastante concluyentes de cuán efectivo es el medicamento actual que se usa. Esta tecnología podría utilizarse en los ensayos clínicos, probando la eficacia de los medicamentos contra la enfermedad de Alzheimer, y también podría utilizarse para mejorar la atención individual del paciente. Esto podría significar mejores posibilidades de retención cognitiva en personas que sufren de Alzheimer.

Ahora todo lo que los médicos tienen que hacer es encontrar el medicamento más efectivo para tratar el Alzheimer para ayudar a los pacientes con esta condición devastadora a comenzar a ver mejores resultados en su tratamiento.

Leave a Comment