Nutrientes a medida que envejece | Beneficios de las vitaminas

A medida que envejecemos, debemos prestar especial atención al mantenimiento de la salud nutricional. Hay nutrientes específicos de los que debemos tratar de ser conscientes, y es aquí donde me dirijo en este artículo de cuatro partes. Comenzaré con los primeros cinco de mis 10 mejores antes de pasar a lo que recomiendan los cuerpos médicos.

Obtener una nutrición menos que óptima en solo un año puede conducir a deficiencias en las vitaminas B y C, y al agua soluble vitaminas. Lleva un poco más de tiempo ver que se forman deficiencias en las vitaminas A, D, E y K, las vitaminas liposolubles y la vitamina B12. La ingesta adecuada de vitaminas no solo previene las deficiencias de vitaminas, sino que también reduce el riesgo de muchas enfermedades crónicas en personas mayores, como trastornos cognitivos, cáncer y enfermedades cardiovasculares. Aquí miro los beneficios que cinco vitaminas en particular tienen para usted a medida que envejece.

1. Vitamina A
Un poderoso antioxidante, importante en la prevención del cáncer y la función inmune, que reduce el riesgo de ataques cardíacos, derrames cerebrales y degeneración macular, y promueve el crecimiento esquelético, y es esencial para la visión nocturna. No hay evidencia de que los individuos mayores difieran en el requerimiento de vitamina A en comparación con los individuos más jóvenes.

2. Vitamina B1 (tiamina)
Esencial para el metabolismo de los carbohidratos, la vitamina B1 mantiene un sistema nervioso sano, músculos fuertes y el funcionamiento adecuado del corazón, y ayuda a prevenir la fatiga y la deposición de grasa en las arterias. No hay evidencia de que el requisito de tiamina en individuos mayores sea diferente que en individuos más jóvenes.

3. Vitamina B2 (riboflavina)
Esta vitamina es importante en la síntesis de aminoácidos y ácidos grasos, y en la reparación de tejidos, y energiza las células del cuerpo. No hay evidencia de que el requisito de riboflavina de las personas mayores sea diferente al de las personas más jóvenes, aunque hasta el 25% de las personas mayores de 65 años no están tomando la cantidad recomendada.

4. Vitamina B6 (piridoxina)
La ​​vitamina B6 es importante en el metabolismo de aminoácidos y ácidos grasos esenciales y en la formación de neurotransmisores en el cerebro. También ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre y previene la retención de agua y es esencial para la síntesis de hemoglobina y la formación de neurotransmisores en el cerebro. Hay evidencia de estudios poblacionales que muestran que hasta el 50% de las personas mayores de 60 años no tomaban la cantidad recomendada de vitamina B6. Sin embargo, no hay evidencia de que las personas mayores necesiten más vitamina B6 en comparación con las personas más jóvenes.

5. Folato
El folato tiene un papel principal en la reducción del nivel sanguíneo elevado de homocisteína, que se sabe que aumenta el riesgo de ataques cardíacos y apoplejía. Es esencial para la función de las vitaminas A, D, E y K, y la formación de glóbulos rojos. Ayuda a prevenir los defectos del tubo neuronal y mejora la circulación de la sangre, y ayuda a la digestión de las proteínas. No hay evidencia de un mayor requerimiento de folato en las personas mayores.

Leave a Comment