Oídos sensibles: causas, tipos, prevención, tratamiento

La audición es una de esas cosas que damos por sentado. Desde mirar televisión hasta escuchar sonidos mientras reparamos un vehículo, es uno de nuestros sentidos más prominentes e importantes. El único problema en el que tendemos a pensar cuando se trata de escuchar es su pérdida, pero es posible que no se dé cuenta de que un problema igualmente importante son los oídos excesivamente sensibles o la hiperacusia. La sensibilidad al ruido puede ser un obstáculo importante en el mundo moderno. En este artículo, analizaremos las causas de la sensibilidad al ruido y los problemas que puede causar, como la ansiedad por la sensibilidad al ruido. También veremos los tratamientos disponibles para ayudar a lidiar con la sensibilidad auditiva.

Causas comunes de las orejas sensibles

Las personas rara vez nacen con hiperacusia. De hecho, los verdaderos pacientes con hiperacusia tampoco son muy prolíficos, ya que solo afecta a 1 de cada 50,000 personas. Con eso en mente, lo que causa la hiperacusia es un misterio médico. Sabemos que hay algunos problemas que pueden causarlo, pero aún se desconoce qué causa la sensibilidad del sonido.

En cuanto a las causas de la hiperacusia, existen varios problemas médicos que pueden causar sensibilidad al ruido. Pueden incluir:

  • Daño en los oídos por toxinas o medicamentos
  • Lesiones en la cabeza
  • Infecciones virales que afectan el oído interno o los nervios faciales (parálisis de Bell)
  • Autismo
  • Enfermedad de Lyme
  • Articulación temporomandibular (ATM ) síndrome
  • Daño cerebral

Todas las causas anteriores están relacionadas con la hiperacusia, pero no hay una razón clara de por qué algunas de ellas causan sensibilidad al sonido, aparte de que implica lesiones en el área de la cabeza. Y, esas sensibilidades pueden llevar a algunos síntomas bastante terribles.

Síntomas subyacentes de oídos sensibles

Cuando tienes oídos sensibles, los sonidos cotidianos pueden ser una pesadilla. Parece que el resto de nosotros puede filtrarse o no prestar mucha atención a lo que puede ser doloroso e incluso debilitante para las personas que sufren de hiperacusia.

Los síntomas pueden ser bastante graves y pueden incluir los siguientes.

1. Incomodidad

Los ruidos fuertes pueden hacer que una persona con hiperacusia se sienta incómoda, especialmente si se trata de un ruido fuerte constante.

2. Dolor

Los ruidos fuertes pueden causar un dolor físico con hiperacusia, generalmente por un ruido agudo y fuerte. Un ejemplo serían los frenos de metal afilados en un autobús o un metro que llega a una parada chirriante.

3. Ansiedad

Los ruidos fuertes pueden causar una variedad de problemas mentales en aquellos con oídos sensibles. Estás nervioso debido a lo que un ruido fuerte puede traer consigo, como el dolor, por ejemplo. Esta anticipación y la ansiedad por el ruido pueden provocar ansiedad e incluso depresión.

Diferentes tipos de sensibilidad

Existen diferentes tipos de sensibilidad al sonido. Una de las más devastadoras es la hiperacusia, pero las demás también pueden ser compatibles con la hiperacusia. Los diferentes tipos de sensibilidad son dos. Pueden ser un problema físico real, pero también pueden ser parcialmente un problema mental también.

1. Hiperacusia

Como hemos explicado, es la sensibilidad al ruido, especialmente los fuertes y agudos.

2. Reclutamiento

El reclutamiento es una sensibilidad de sonido que generalmente va de la mano con la pérdida de audición. Esencialmente, los ruidos pueden parecer mucho más fuertes para el paciente que para cualquier otra persona. Este aumento puede llegar a ser insoportable.

3. Misofonía

La ​​misofonía es la antipatía de ciertos sonidos o sonidos. Es más un problema mental que uno físico.

4. Phonophobia

La ​​fonofobia es el miedo a un sonido fuerte o un conjunto de sonidos. Nuevamente, esto es más una condición mental que tener un componente físico.

Tener hiperacusia puede jugar un papel con las otras sensibilidades del sonido, especialmente la misofonía y la fonofobia. Si un ruido fuerte puede ser doloroso para usted, entonces es lógico pensar que le desagradaría y hasta temería que ocurriera, debido al dolor y la incomodidad que conllevaría.

Cómo administrar la sensibilidad al sonido

El tratamiento de la hiperacusia puede ser una tarea difícil. No hay cirugías específicas ni regímenes de medicamentos que puedan ayudarlo a curarse del problema. Sin embargo, hay algunas opciones de tratamiento que pueden ayudarlo a lidiar con la hiperacusia.

1. Educación y consejería

El primer paso para lidiar con su hiperacusia es aprender todo lo que pueda al respecto. Hacer esto puede ayudar mucho a determinar qué es lo que lo desencadena para que pueda reducir o mitigar cómo le afecta la hiperacusia. La consejería es una gran medida de apoyo para ayudarlo a manejar cualquiera de las presiones mentales que pueden venir con la condición.

2. Terapia de sonido

Utilizando generadores de ruido especiales, los médicos tratarán de insensibilizarlo al ruido para que los efectos de sonido de la hiperacusia sean menos notorios.

3. Terapia cognitivo-conductual (TCC)

La ​​TCC se puede utilizar para ayudar al lado mental de las cosas. Le enseñará cómo cambiar su comportamiento y reaccionar de manera diferente cuando un ruido desencadena su hiperacusia.

El objetivo de todos estos tratamientos es disminuir el efecto de la hiperacusia en usted y en su vida. El mundo es un lugar muy ruidoso, y un problema como la hiperacusia puede hacer que sea mejor asegurarse de que no salgas de tu habitación. Afortunadamente, estos tratamientos pueden ayudarlo a disminuir los problemas de hiperacusia para que pueda vivir una vida plena y activa.

Tenga cuidado con la cabeza

Aunque nadie puede decir con certeza qué causa el daño a su audición que resulta en Te estás convirtiendo en un paciente hiperacoso, es muy claro que puede ser la consecuencia de un traumatismo craneal prevenible. Use un casco cuando ande en bicicleta o realice un deporte donde sea posible una lesión en la cabeza. También es una buena idea hacerse una prueba de audición regularmente ya que puede detectar hiperacusia temprano. Si bien eso no significa que pueda detenerlo, sí significa que puede iniciar el tratamiento más rápidamente y aprender a manejar los problemas que causa la hiperacusia antes de que lo golpee con toda su fuerza.

Lea también:

Sarpullido detrás del oído: 5 causas y tratamientos

Leave a Comment