Organización Mundial de la Salud clasifica la carne roja como riesgo de cáncer al mismo nivel que fumar

Se espera que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anuncie que la carne roja procesada está en el mismo nivel que el fumar cuando se trata de causar cáncer.

Se conoce el vínculo entre la carne roja y el cáncer por décadas. Estudios previos han demostrado una asociación entre comer carne roja, como filetes y chuletas de cerdo, y un mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de intestino, mama y pulmón. Las carnes procesadas, como los salamis, las salchichas y el tocino, han sido señaladas por su asociación con el cáncer y la enfermedad cardíaca.

Sin embargo, la carne roja procesada anteriormente solo ha sido clasificada como susceptible de causar cáncer. La OMS ahora está lista para elevar esta clasificación a “carcinogénico para humanos”, la clasificación más alta disponible.

El anuncio de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la OMS sería el primero de su tipo, colocando carne roja procesada en el mismo categoría de amenazas de cáncer como el tabaquismo, el amianto y el alcohol.

Junto con la clasificación de la carne procesada, se espera que la OMS también agregue carne roja fresca a la lista de carcinógenos que son nocivos para la salud. Anteriormente, solo la carne roja procesada se consideraba una amenaza de cáncer. El nuevo informe de la OMS colocará carne roja fresca casi al mismo nivel que la carne procesada.

Las nuevas clasificaciones podrían causar controversia en las industrias agrícolas y alimentarias, donde la carne de vaca y el cerdo representan una gran cantidad de negocios. Las clasificaciones anteriores de la OMS han provocado caídas en las ventas.

Anteriormente, el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer (WCRF) ha declarado que hay pruebas sólidas de que la carne roja contribuye al cáncer de intestino y aumenta el riesgo general de cáncer. Parte de este aumento del riesgo de cáncer se debe a los conservantes que se utilizan en la carne procesada, que puede crear compuestos cancerígenos. Sin embargo, la nueva clasificación de la OMS también etiquetará a la carne roja no procesada como carcinogénica. Estudios previos han demostrado que un compuesto en la carne roja puede dañar el revestimiento del intestino.

Estas nuevas clasificaciones vendrán después de que 10 científicos de diferentes naciones revisaran la evidencia disponible y la literatura sobre el vínculo entre la carne roja y el cáncer. Su conclusión es que la carne roja procesada es, de hecho, carcinogénica y que la carne roja fresca probablemente tampoco sea saludable.

Las estimaciones anteriores han culpado a la carne roja procesada por aproximadamente el tres por ciento de las muertes. Con estas últimas clasificaciones, las recomendaciones para evitar comer carne roja probablemente sean más comunes.

Las cifras de las industrias del sector alimentario ya han criticado el informe por ser ridículo y exagerado. El North American Meat Institute afirma que el informe reveló muchos estudios que no muestran ninguna correlación, y un vocero cuestionó las clasificaciones de la OMS, que también incluyen el vino, el café y los alimentos a la parrilla como posiblemente carcinogénicos.

La OMS publicará el informe el lunes 26 de octubre de 2015.

Leave a Comment