Pautas nutricionales para administrar los síntomas gastrointestinales en niños autistas

Un panel de expertos ha establecido nuevas pautas para el manejo nutricional de los síntomas gastrointestinales (GI) en niños autistas. La guía actúa como una estructura de navegación de los problemas nutricionales más comunes en el trastorno del espectro autista (TEA). Las deficiencias nutricionales, la selectividad alimentaria y las dietas alternativas estaban en la agenda del panel en Marcus Autism Center, una filial de Children’s Healthcare of Atlanta.

El comité dietético de seis miembros combina 125 años de trabajo con autismo y nutrición. La información del evento fue publicada recientemente en línea en Revista de la Academia de Nutrición y Dietética (JAND) .

La selectividad de los alimentos a veces contribuye a los síntomas gastrointestinales en los niños con TEA. En la selectividad alimentaria, un niño evitará ciertos alimentos y comerá menos alimentos de lo normal. Sin embargo, en otros momentos, la selectividad está relacionada con la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) o alergias alimentarias. Investigaciones previas promueven una dieta sin caseína y sin gluten en el tratamiento de ASD. La evidencia también sugiere que los niños con TEA están en riesgo de afecciones relacionadas con la nutrición, como el crecimiento óseo o la obesidad.

La coautora y dietista del estudio Rashelle Berry explicó: “Es necesario conocer los desafíos únicos que se observan en esta población para que los médicos están bien equipados para planificar intervenciones efectivas “.

Las directrices del comité también sugieren que los suplementos nutricionales deberían respaldar las terapias nutricionales y de alimentación en casos severos de selectividad alimentaria. La guía también recomienda consultas nutricionales con un nutricionista dietista registrado para ayudar a abordar las preocupaciones GI relacionadas con ASD. Los nutricionistas holísticos también están capacitados para abordar las complejas inquietudes nutricionales del autismo.

Otro coautor, el Dr. William Sharp, agregó: “Un mensaje clave de esta guía es que el control de la nutrición en el ASD debe desempeñar un papel central en la plan general de atención, idealmente desde el momento del diagnóstico “.

El desarrollo cerebral se ve muy afectado por las personas con TEA. Es una condición compleja que es más común en los niños y afecta la forma en que se comunican, sus interacciones sociales, conductas e intereses.

En los últimos 15 años, la prevalencia de ASD ha aumentado dramáticamente. De acuerdo con la Red de Control de Autismo y Discapacidades del Desarrollo (ADDM) de los CDC, el ASD es común en aproximadamente uno de cada 68 niños. En 2000 y 2002, el autismo afectó alrededor de uno en 150.

 

Leave a Comment