¿Podría Farm Living obstaculizar el sistema inmune?

Las enfermedades inmunológicas incluyen eczema, asma y artritis reumatoide. Están en aumento en la sociedad occidentalizada y representan un importante desafío de salud pública. Por primera vez, el nuevo estudio ha demostrado que crecer en una la granja afecta directamente la regulación del sistema inmune y reduce la respuesta inmune del cuerpo a las proteínas de los alimentos.

La investigación, desde el Reino Unido, sugiere que los jóvenes que crecen en un entorno agrícola tienen un mayor número de linfocitos T reguladores, cual son un subconjunto de linfocitos T (células T), un tipo de glóbulo blanco. Los linfocitos T reguladores son células que suprimen el sistema inmune y reducen el poder de su sistema inmunológico para evitar las amenazas.

Varios estudios de población a gran escala han planteado la hipótesis de que la vida en granjas está vinculada a una menor probabilidad de desarrollar una enfermedad alérgica. Pero nunca hasta ahora se han demostrado causa y efecto. ¿El entorno agrícola protege activamente contra las alergias, o son poco propensas a vivir en las granjas propensas a las alergias?

El estudio se realizó en lechones, que son valiosos en los estudios porque comparten muchos aspectos de fisiología, metabolismo, genética e inmunidad con humanos. Los investigadores demostraron que los lechones criados en granjas tenían un menor número total de células T, lo que potencia la respuesta inmune.

RECOMENDADO: Un reforzador inmune en su gabinete de especias

Este cambio en las células inmunes pareció tener efectos funcionales ya que los lechones criados en granjas también tuvieron respuestas disminuidas a las proteínas de los alimentos una vez que comenzaron a comer.

Los linfocitos T reguladores son los reguladores universales del sistema inmunitario. Los números reducidos a menudo se asocian con el desarrollo de alergias, enfermedades autoinmunes e inflamatorias. Aún no están seguros de por qué los lechones criados en granjas están en riesgo de esto, pero sugieren que aclarar los mecanismos que subyacen a estas interacciones podría conducir a formas de proteger a los humanos de las enfermedades inmunes en etapas posteriores de la vida.

Esto es muy importante, ya que los problemas inmunes afectan gravemente la salud y la calidad de vida y no tienen cura. Todo lo que podemos hacer es suavizar los síntomas lo mejor que podamos. Este estudio es extraño, ya que típicamente hemos oído hablar de asma y otros problemas inmunes que surgen en la vida de la ciudad, con la exposición a la contaminación que conlleva. Pero, aunque el estudio se realiza en cerdos, muestra que la vida en la granja también puede ser un ambiente que afecta nuestro sistema inmunológico. Haga clic en el enlace de esta historia para obtener ideas naturales para aumentar su sistema inmunológico.

Leave a Comment