Recuento alto de glóbulos blancos: causas y remedios naturales

Todos hemos oído que un recuento alto de glóbulos blancos puede provocar enfermedades graves, pero ¿cómo funcionan estos componentes sanguíneos esenciales? ¿Por qué es importante conocer nuestro recuento de glóbulos blancos (WBC) y cómo afecta nuestro cuerpo? Contestaremos estas preguntas importantes y exploraremos remedios caseros que pueden ayudarlo a combatir un recuento alto de glóbulos blancos.

Los glóbulos blancos, también conocidos como leucocitos, combaten la infección causada por bacterias, virus y otras materias extrañas que han entrado o se han producido en nuestro cuerpo Estas células se forman en la médula ósea y son necesarias para un sistema inmunológico saludable. Producimos aproximadamente 100 mil millones de glóbulos blancos por día. El cuerpo almacena glóbulos blancos en la sangre y los sistemas linfáticos, y un conteo alto indica inflamación. Los recuentos de leucocitos también pueden aumentar cuando estamos bajo estrés emocional o físico.

Tipos de glóbulos blancos

Los glóbulos blancos son uno de los tres tipos de células sanguíneas producidas en nuestro cuerpo, que se distinguen de los glóbulos rojos y las plaquetas por sus núcleos. Hay cinco tipos principales de glóbulos blancos.

1. Los linfocitos ayudan a combatir diversas infecciones con la producción de anticuerpos. Las infecciones bacterianas y tóxicas son atacadas por las células B de los linfocitos, mientras que las células T de los linfocitos responden a las infecciones virales o cancerosas.

2. Los monocitos se enfocan en el torrente sanguíneo y el tejido dentro de nuestro cuerpo para prevenir infecciones. Como el miembro más grande de los glóbulos blancos, los monocitos viajan a varias partes de nuestro cuerpo, incluidos los órganos, para eliminar la materia nociva.

3. Los basófilos secretan heparina anticoagulante para evitar coágulos sanguíneos rápidos y la histamina vasodilatadora para estimular el flujo sanguíneo hacia sustancias alergénicas diana.

4. Los neutrófilos son ​​las primeras células que atacan las infecciones bacterianas y fúngicas al liberar potentes enzimas.

5. Los eosinófilos causan sus reacciones alérgicas y son responsables de liberar al cuerpo de parásitos y células cancerosas. Viajando a través del torrente sanguíneo, los eosinófilos se asientan en el intestino, estómago, corazón, pulmón, esófago y tejido de la piel.

¿Qué es un recuento normal de glóbulos blancos?

Es importante tener en cuenta que el rango “normal” de el conteo de glóbulos blancos varía. La prueba de conteo de leucocitos no es una herramienta de diagnóstico y solo se usa para medir los niveles anormales de glóbulos blancos. Se lleva a cabo junto con una prueba de células sanguíneas completa, conocida como CBC. Un conteo alto indica la presencia de inflamación en el cuerpo.

Debido a que los glóbulos blancos se calculan por el número de células por volumen de sangre, los resultados de las pruebas pueden variar entre los laboratorios. Diferentes laboratorios usan diferentes grados de medidas para el conteo de glóbulos blancos. El hecho de que el recuento normal de una persona puede ser diferente al recuento normal de otra persona también se toma en consideración. Su recuento de glóbulos blancos puede verse afectado por la raza y cualquier condición de salud existente.

Sin embargo, el consenso general es que un rango normal se encuentra entre 4.500 a 10.000 glóbulos blancos por milímetro cúbico. Cualquier conteo de leucocitos superior a 11,000 glóbulos blancos por milímetro cúbico se considera alto. Esto se puede comparar con los resultados anteriores de la prueba de sangre del paciente.

¿Qué causa el recuento alto de glóbulos blancos?

Entonces, ¿qué sucede cuando tiene demasiados glóbulos blancos? Conocida como leucocitosis en términos médicos, un recuento alto de glóbulos blancos puede ser el resultado de las siguientes afecciones:

  • Infección
  • Inflamación
  • Estrés emocional
  • Reacciones alérgenas
  • Medicamentos tales como corticosteroides y epinefrina
  • Trastorno del sistema inmunitario
  • Trastornos respiratorios tales como tos ferina y tuberculosis
  • Cáncer
  • Enfermedad de la médula ósea
  • Lesión
  • Embarazo o parto
  • Ejercicio extenuante
  • Fumar

Los tipos de glóbulos blancos muestran causas distintas para sus niveles elevados.

Los niveles de monocitos pueden aumentar para indicar un trastorno autoinmune, un trastorno sanguíneo, una infección crónica o cáncer.

Los niveles de linfocitos pueden aumentar debido a un virus, infección o cáncer. Esto se conoce como leucocitosis linfocítica y puede producir tuberculosis, linfomas o leucemia.

Se pueden observar niveles altos de basófilos en personas con hipotiroidismo, enfermedad intestinal inflamatoria, asma, varicela, leucemia mielógena crónica, o sinusitis crónica.

Los niveles de neutrófilos pueden aumentar a partir de una infección, inflamación, lesión, leucemia o incluso debido a algunos medicamentos. Esto se conoce como leucocitosis neutrofílica.

El aumento de los niveles de eosinófilos es el resultado de la presencia de alergenos, asma o infección parasitaria. Cuando estos niveles elevados están presentes por más de seis meses sin causa evidente, se lo conoce como síndrome hipereosinofílico idiopático. Esta rara condición puede causar inflamación y falla orgánica.

Remedios caseros para el recuento alto de glóbulos blancos

Puede haber formas naturales para mantener un recuento saludable de glóbulos blancos y garantizar su bienestar general. Los nutrientes que se encuentran en muchas frutas, verduras y proteínas se han relacionado con la producción de glóbulos blancos.

1. Antioxidantes

Antioxidantes son ​​poderosos luchadores contra sustancias nocivas. Se dirigen directamente a los radicales libres, moléculas sin carga que se dice atacan nuestras células, proteínas esenciales e incluso nuestro ADN. Promueva un nivel saludable de glóbulos blancos con la ingesta diaria de uvas, cebollas, puerros, ajo y té.

2. Ácidos grasos omega-3

Estimulan la columna vertebral funcional de los glóbulos blancos conocidos como fagocitos con ácidos grasos omega-3 . Es posible que pueda combatir infecciones y mantener recuentos regulares de WBC con fuentes como salmón, arenque y platos de trucha. Disfrute también de las nueces y la linaza en su dieta diaria.

3. Vitamina C

Aunque la evidencia científica es limitada, la vitamina C (ácido ascórbico) comúnmente se promociona como un refuerzo del sistema inmunitario y puede ayudar a regular la producción de glóbulos blancos.

También puede estimular el anticuerpo interferón que puede evitar que sustancias nocivas penetren en las células sanas. Asegúrese de obtener 200 miligramos diarios de su dieta de frutas y verduras. Disfrute de limones, lima, piña, naranjas, bayas, coliflor, pimientos y zanahorias.

Los glóbulos blancos son una parte importante de nuestro cuerpo compuesto. Tener una cantidad esencial de células para combatir infecciones bacterianas y virales es clave para mantener la salud general. Un recuento alto de glóbulos blancos puede indicar infección y un mayor riesgo de problemas de salud graves. Es posible que pueda mantener niveles saludables e incluso reducir los recuentos altos de glóbulos blancos mediante la incorporación de vitaminas y nutrientes esenciales en su dieta.

Leave a Comment