Remedio para la salud del cáncer: nueva alternativa increíble a la quimioterapia

Los investigadores han desvelado una nueva forma de atacar y destruir a todos nuestros enemigos más grandes: las células cancerosas. El nuevo método: sudarlos con “hipertermia” (aumento de la temperatura corporal). La investigación fue presentada en la reunión anual de la American Physical Society la semana pasada.

El tratamiento del cáncer usa hipertermia para elevar la temperatura de las células tumorales, mientras mantiene el tejido sano circundante en un menor grado de calor corporal. Este enfoque específico puede ser la próxima frontera en la terapia del cáncer.Los investigadores dijeron que, para perfeccionar la técnica, usaban “ferrofluidos” para inducir la hipertermia. Un ferrofluido es un líquido que se magnetiza fuertemente en presencia de un campo magnético. Estos fluidos pueden dirigirse magnéticamente a los tejidos cancerosos después de ser alimentados por vía intravenosa en el cuerpo. Las partículas magnéticas se filtran en el tejido de la célula tumoral rápida y fácilmente.

Después, las partículas magnéticas se calientan al exponer el tumor a un campo magnético alterno de alta frecuencia, causando la muerte del tejido por calentamiento. Este proceso se llama “hipertermia de fluido magnético” y lo han denominado “termoterapia”.

Las temperaturas en el rango de 41 a 45 grados Celsius son suficientes para desacelerar o detener el crecimiento de tejido canceroso. Pero el estudio muestra que, sin el proceso de hipertermia con fluido magnético, estas temperaturas también destruyen las células sanas.

El tratamiento de hipertermia ideal aumenta suficientemente la temperatura de las células tumorales durante aproximadamente 30 minutos, mientras mantiene el tejido sano por debajo de 41 grados Celsius. Se vuelve bastante técnico a partir de aquí, pero sí sabemos que las partículas de óxido de hierro parecen ser muy compatibles con la hipertermia con fluidos magnéticos. Esta nueva idea será probada usando varios experimentos.

Por lo tanto, por ahora, esta terapia no está ampliamente disponible. Pero es algo que pronto se prescribirá comúnmente para las personas que padecen cáncer, así que se lo mencione a su médico de cabecera o oncólogo.

Leave a Comment