San Francisco sufre brote de Shigella

Más de 180 personas en seis condados en el área de San José se enfermaron en un brote de shigella. Los funcionarios de salud están advirtiendo con urgencia a las personas que tomen las precauciones adecuadas debido a la rapidez con que las bacterias pueden diseminarse. Según funcionarios de salud, 12 personas han desarrollado síntomas lo suficientemente graves como para ser ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos.

El brote se remonta a Mariscos San Juan, un restaurante mexicano de mariscos que se cree que es el punto de origen de las infecciones. Los alimentos infectados se sirvieron el 16 y 17 de octubre, lo que resultó en más de 80 casos de enfermedad en los primeros tres días. El restaurante ha sido clausurado y actualmente enfrenta tres demandas judiciales por víctimas de intoxicación alimentaria.

Se desconoce en este momento si la shigella fue transmitida por un empleado o si la fuente estaba en la comida o en las verduras que usó el restaurante. Sin embargo, los funcionarios de salud han realizado pruebas a todos los empleados de Mariscos y se espera que los resultados lleguen a finales de esta semana.

La Shigella es una bacteria altamente contagiosa que se transmite principalmente a través del contacto fecal-oral. Esto generalmente significa que la transmisión ocurre cuando las personas no se lavan las manos adecuadamente después de defecar o después de cambiar un pañal. También se puede transmitir al ingerir agua infectada o mediante el sexo anal.

Una vez infectada, una persona comenzará a mostrar síntomas de shigella dentro de los dos días posteriores a la exposición. La fiebre, el dolor abdominal y la diarrea potencialmente con sangre son comúnmente experimentados. No es raro que los pacientes sientan que necesitan defecar incluso si los intestinos están vacíos. Esto se llama “tenesmo” y la sensación puede ser lo suficientemente fuerte como para inducir calambres dolorosos. También existe el riesgo de deshidratación por la pérdida de agua que puede causar la diarrea.

Los casos de shigella generalmente se resuelven en una semana, pero las complicaciones pueden surgir en personas mayores o inmunodeprimidas, como la intoxicación sanguínea. Aquellos con una predisposición genética también pueden ser vulnerables a la artritis posterior a la infección a medida que el cuerpo reacciona a las huellas persistentes de la bacteria. En la mayoría de los casos, puede tomar hasta varios meses para que los hábitos intestinales del cuerpo vuelvan a la normalidad incluso después de que se eliminen las bacterias.

Debido a qué tan contagiosa es Shigella, los funcionarios de salud instan a las personas infectadas a lavarse las manos regularmente y abstenerse de ir a trabajar hasta que se cure.

 

Leave a Comment