Ser social es alimento para el cerebro

Un nuevo estudio encontró que las personas con mayores niveles de actividad social tienen un menor riesgo de deterioro cognitivo. Entonces, si quieres mantener tu cerebro sano y tu memoria fuerte, sucede que asistir a esa cena, ir a la iglesia o visitar a algunos amigos puede ser muy útil. Permanecer en la vida social es ahora claramente uno de los mejores consejos de salud en lo que respecta a entrenar a su cerebro para evitar el deterioro mental.

La salud natural no siempre significa suplementos. Puede significar hacer cosas que son bastante naturales, como conversaciones y risas. Ser social siempre ha sido considerado bueno para el cerebro, pero este nuevo estudio va un paso más allá al descubrir que podría ayudar a prevenir o retrasar el declive cognitivo que ocurre naturalmente a medida que envejecemos.

Investigadores responsables de este interesante tema de salud evaluó cuidadosamente la situación y se dio cuenta de que ser socialmente inactivo puede, por sí mismo, desencadenar un deterioro cognitivo.

El estudio incluyó a 1.138 adultos mayores con una edad promedio de 80 años, que formaban parte de un estudio prolongado sobre enfermedades crónicas relacionadas al envejecimiento. Cada uno de ellos se sometió a pruebas anuales de salud médica y neurológica.

Se les preguntó con qué frecuencia el año anterior habían participado en actividades que implican interacción social. Podría salir a cenar, asistir a eventos deportivos, jugar al bingo, hacer excursiones de un día o de noche, hacer trabajo voluntario, visitar parientes o amigos, o participar en grupos religiosos.

La función cognitiva se evaluó utilizando una batería de 19 pruebas para varios tipos de memoria (memoria episódica, semántica y de trabajo), así como la velocidad de percepción y la capacidad “visoespacial”.

Al principio, todos los participantes estaban libres de signos de deterioro cognitivo. Pero durante los siguientes cinco años, aquellos que eran más activos socialmente mostraron tasas reducidas de deterioro cognitivo. En promedio, aquellos que tenían los niveles más altos de actividad social experimentaron solo una cuarta parte de la tasa de deterioro cognitivo experimentado por los individuos socialmente menos activos.

Por qué este es el caso no es claro desde un punto de vista científico. Eso es para que la investigación futura descubra al separar las hipótesis de las verdades. Por ahora, entienda que mantenerse social no solo es un momento agradable, sino también importante para su cerebro.

Leave a Comment