Síntomas, causas y tratamiento de la infección por Cyclospora

La ciclosporiasis es una infección parasitaria que puede causar que usted se enferme gravemente.

Una infección por cyclospora comienza con síntomas típicos de intoxicación alimentaria. Pero, si no se trata, puede ocasionar problemas a largo plazo como el síndrome de Reiter, la enfermedad biliar y la colecistitis acalculosa.

Siga leyendo para conocer todo sobre los brotes de ciclospora, incluidas las causas de la ciclosporiasis, así como sobre el tratamiento y la prevención.

Los síntomas de la ciclosporiasis

Los síntomas de la ciclosporiasis son muy similares a los de la intoxicación alimentaria. Los síntomas pueden durar algunos días o algunas semanas, dependiendo de la gravedad de la infección, y también pueden volver a ocurrir. Entonces, puede pensar que finalmente desaparecieron, solo para descubrir que los síntomas regresan horas después. Los síntomas generalmente incluyen:

  • Una sensación general de malestar
  • Fatiga que puede continuar mucho después de que desaparezcan los otros síntomas
  • Hinchazón, flatulencia y eructos
  • Calambres estomacales
  • Pérdida del apetito y pérdida de peso
  • Ataques de diarrea o estreñimiento
  • Diarrea acuosa y frecuente
  • Náuseas y vómitos
  • Dolores musculares
  • Fiebre

Causas de la ciclosporiasis 

La causa principal de la ciclosporiasis es un parásito microscópico llamado cyclospora cayetanensis. Por lo general, es transmitido por otra persona que ha tenido el mismo parásito. Sin embargo, el parásito no es infeccioso durante semanas, hasta que se haya evacuado.

Lo más probable es que el parásito entró en contacto con usted a través de alimentos o bebidas que se contaminaron con materia fecal infectada. Si bien las personas que viven o viajan a países en desarrollo corren un mayor riesgo de infección, el problema se ha extendido al resto del mundo. Y, si tiene contacto con alimentos o agua contaminados, está en riesgo.

Diagnóstico de Ciclosporiasis

Como mencionamos, los síntomas de la ciclosporiasis son increíblemente similares a otros tipos de intoxicaciones alimentarias e infecciones virales, que los hacen difíciles diagnosticar. Entonces, si ha estado sufriendo de los síntomas anteriores, el primer paso es consultar a un médico.

El médico considerará su historial médico reciente y puede preguntarle sobre su historial de viajes recientes. Si el médico considera que hay suficiente evidencia para justificar una investigación adicional, es posible que deba proporcionar una muestra de materia fecal para realizar más pruebas. Desafortunadamente, la principal forma de confirmar el diagnóstico de ciclosporiasis es a través de pruebas de laboratorio en una muestra de heces, ya que el parásito no se mostrará en análisis de sangre u orina.

Hay otras pruebas más invasivas en fluidos internos como fluidos intestinales. Estas pruebas pueden revelar resultados similares, pero las muestras de heces son bastante estándar. Una vez que su médico confirme un diagnóstico, puede pasar a sus opciones de tratamiento.

Tratamiento de la Ciclosporiasis

Hay algunas maneras de tratar la ciclosporiasis. Si el médico cree que estás lo suficientemente sano y los síntomas parecen estar pasando, puede dejar que tu cuerpo simplemente intente y cuide por sí mismo. Pero, si la infección es lo suficientemente grave, se pueden recetar antibióticos en su lugar.

El principal medicamento utilizado para tratar la infección es una combinación de antibióticos llamada trimetoprim-sulfametoxazol. Sin embargo, algunas personas pueden ser incapaces de tomar esta combinación de antibióticos por varias razones. Entonces, para esas personas, a menudo se recomienda la ciprofloxacina o la nitazoxanida.

Si bien es posible que pueda salir solo, es importante consultar a un médico. La razón es que la exposición prolongada a la infección puede aumentar el riesgo de que usted la transmita a otras personas. Además, la infección puede tener efectos más graves en su salud que usted puede desconocer.

Prevención de la Ciclosporiasis

Puede prevenir la ciclosporiasis al evitar el agua y los alimentos contaminados. Esto se puede hacer bebiendo agua embotellada y evitando los productos listos para el consumo. Este consejo es especialmente importante si viaja en países en desarrollo. También se recomienda hervir el agua que beberá o usará para cocinar en estas situaciones.

Lavar las frutas y verduras puede ayudar a reducir el riesgo de una infección por ciclosporosis. Pero, esto de ninguna manera es una forma garantizada de prevenir la infección.

La ciclosporiasis debe tomarse en serio

La ​​ciclosporiasis puede tener serias implicaciones al igual que cualquier infección parasitaria. Además de los problemas mencionados aquí, hay otros síntomas de qué preocuparse, como la deshidratación.

Las complicaciones graves siempre son posibles si la infección no se toma en serio y se trata. Afortunadamente, este artículo le ha brindado toda la información que necesita para detectar la posibilidad de una infección por cyclospora antes de que cause demasiado daño. Además, los consejos proporcionados aquí pueden ayudarlo a evitar la infección por completo.

Artículos relacionados:

¿Cuánto duran los síntomas de intoxicación alimentaria?

Leave a Comment