Yoga y ejercicios para aliviar la tensión muscular oblicua

La tensión muscular oblicua se produce cuando se esfuerza un grupo de músculos que forman parte de su área abdominal, y realmente puede afectarlo a medida que estos músculos se comprometen cuando está doblando o levantando un objeto.

Cuando termine de leer este artículo, sabrá la diferencia entre los músculos oblicuos externos e internos, así como también la forma de tratar un músculo oblicuo tensado.

Músculos oblicuos?

Los músculos oblicuos son los músculos que forman los lados de su abdomen, y se dividen en dos tipos diferentes: músculos oblicuos externos y músculos oblicuos internos.

1. Músculos Oblicuos Externos

Los músculos oblicuos externos son bastante grandes y corren por los lados de su abdomen. Se encuentran en la superficie de su abdomen entre la capa de grasa subcutánea.

2. Músculos oblicuos internos

Estos músculos también se extienden a lo largo del costado de su abdomen, pero son más pequeños y se encuentran debajo de los músculos oblicuos externos. Se involucran cuando doblas, tuerces, levantas o realizas otros movimientos similares. Como estos músculos están implicados en tantos movimientos cotidianos, pueden tensarse fácilmente.

¿Qué causa la tensión muscular oblicua?

Existen numerosas causas de los músculos oblicuos tensos a medida que conectan la parte inferior de la espalda, la fascia abdominal, la parte superior del hueso de la cadera y las costillas. Desde mover el camino incorrecto hasta levantar un peso grande de forma incorrecta, es posible que se sorprenda de lo que puede causar este tipo de tensión muscular. Los movimientos y actividades cotidianos que pueden causar distensión del músculo oblicuo incluyen:

  • Desgarro o mala postura
  • Movimientos de elevación como el uso de una horca o pala
  • Sentarse durante períodos prolongados
  • Flexión o torsión durante el ejercicio
  • Remo
  • Tos crónica
  • Cicatrices abdominales quirúrgicas
  • Levantar un objeto pesado de una posición más baja
  • Como puede ver, no es difícil hacer algo que pueda causar tensión en su cuerpo. músculos oblicuos. Pero, ¿cómo puede saber si sus músculos oblicuos están tensos o si están doloridos?

Síntomas de músculos oblicuos tensos

La separación e identificación de una distensión del músculo oblicuo de un músculo dolorido después de un entrenamiento puede estar un poco activada. el lado complicado. Con ese fin, hay algunos síntomas que pueden ayudarlo a saber la diferencia.

1. Strains Last Longer

Generalmente, un dolor en los músculos desaparecerá en un período de 24 horas. Una tensión puede durar más allá de eso dependiendo de qué tan grave es la tensión del músculo oblicuo.

2. Dolor

Las tensiones musculares oblicuas tienden a ser dolorosas en lugar de doloridas. Este dolor puede diferir en gravedad en respuesta a la cepa en sí. Una tensión menor solo puede causar dolor cuando comienza a usar esos músculos, mientras que una tensión más severa puede doler de forma constante.

3. Hinchazón y hematomas

En el caso de una distensión severa, los músculos oblicuos pueden quedar magullados e incluso ligeramente hinchados. También estarán doloridos al tacto.

Afortunadamente, hay muchas formas de tratar los músculos oblicuos tensos, incluido el ejercicio.

Consejos para el tratamiento de la distensión muscular oblicua

Dado que los músculos oblicuos están asociados con los movimientos diarios, usted desea tratar y reparar la tensión lo más rápido posible. Hay muchas cosas que puede hacer para ayudar con el tratamiento de la tensión muscular oblicua.

1. Compresas calientes y frías

Un elemento básico para cualquier lesión muscular, una compresa caliente puede relajar los músculos y promover la circulación sanguínea para ayudar al músculo a sanar. Una compresa fría puede ayudar a mitigar el dolor de la lesión.

2. Medicamentos antiinflamatorios

Los medicamentos antiinflamatorios pueden ayudar a reducir la inflamación y la hinchazón en las lesiones musculares y articulares. Los medicamentos como el ibuprofeno, la aspirina y el naproxeno pueden ayudar a aliviar parte de la inflamación y la incomodidad que puede experimentar debido a la tensión.

3. Descanso

Una de las cosas más fáciles que puede hacer para cualquier tensión muscular es darle un poco de descanso al músculo. Dale uno o dos días para no hacer actividades en las que te involucres directamente con esos músculos. O, al menos, trate de limitar el uso de ese músculo durante unos días.

4. Masaje

Un masajista entrenado puede resolver algunos de los dolores y calambres, pero asegúrese de informar al masajista de la tensión y en la medida en que se lesione. Si no están conscientes de la tensión, pueden terminar empeorando la situación por accidente.

Una vez que haya descansado por un tiempo y haya probado estas opciones de tratamiento, puede pasar a otra opción para ayudar a una distensión del músculo oblicuo: ejercicio

Ejercicios para la tensión muscular oblicua

Puede parecer contraintuitivo al principio, pero hay algunos ejercicios que usted hace para ayudar a tratar los músculos oblicuos tensos.

1. Estiramiento

De pie con los pies separados al ancho de los hombros, doble hacia atrás para tocar sus pies y mantenga el lugar durante 30 segundos. Después de 30 segundos, vuelva a una posición normal de pie.

2. Tablaje

Comenzando en una posición similar a la de un push-up, coloque sus manos debajo de los hombros. Coloque los dos pies aproximadamente separados por el ancho de las caderas, alineando el cuello y la columna vertebral. Mantenga esta posición durante 20 segundos y haga dos o tres repeticiones.

3. Side Planking

Acuéstese en el lado que tiene la tensión muscular con las rodillas dobladas. Levante su cuerpo con el brazo del lado lesionado y trate de mantener el cuerpo lo más recto posible. Mantenga esta posición de 20 a 25 segundos antes de descansar y realice dos o tres repeticiones más.

Ejercicios de cara ascendente

Mientras está acostado con la cara hacia el suelo, extienda ambas piernas y coloque las manos en paralelo debajo de la espalda. Empuja la parte superior del cuerpo y arquea la espalda sin molestar las piernas. Mantenga durante 10 a 30 segundos antes de descansar.

Además de estos ejercicios y estiramientos, hay algunos ejercicios de yoga que pueden ayudarlo a prevenir la aparición de una distensión del músculo oblicuo.

Ejercicios de yoga para prevenir el músculo oblicuo Strain

En su mayor parte, el yoga se basa en estiramientos y fortalecimiento de su núcleo. Hay algunas poses que pueden ayudar específicamente a prevenir la distensión del músculo oblicuo.

1. Navasana

Siéntate en el suelo y levanta las piernas y la espalda con los dedos de los pies hacia arriba y la cara hacia adelante. Lo que pretendes es hacer que tu cuerpo tenga la forma de una “V”

2. Prasarita

Párate con las piernas separadas para doblar aproximadamente el ancho de tu ancho de deber. Inclínese hacia adelante como si estuviera tratando de colocar la parte superior de su cabeza en el piso, pero mantenga la espalda lo más recta posible.

3. Trikonasana

Apuntando un pie hacia un lado, estira la pierna hacia un lado, creando un triángulo con tus piernas. Ponga la mano en el piso (o en el tobillo si no puede llegar hasta allí) y apóyese en ese pie mientras mantiene la espalda recta.

Señales de advertencia de una tensión muscular oblicua

Hay algunas señales de advertencia de que puede estar lidiando con una tensión muscular oblicua. Estas señales de advertencia pueden incluir:

  • La incapacidad de caminar unos pocos pasos sin dolor
  • Sensaciones de quemazón en la pelvis, el abdomen y las áreas del tracto urinario
  • Costilla o dolor de espalda durante la respiración profunda
  • La imposibilidad de retirarse las articulaciones de la cintura y el área pélvica
  • Una sensación de entumecimiento en el abdomen

Estas son señales de advertencia bastante buenas de que puede haber tensado los músculos oblicuos y que es hora de buscar tratamiento.

Sea amable con su Músculos

Tus oblicuos son una parte bastante importante de tu sistema muscular. Por lo tanto, sea amable con sus músculos estirándose antes de entrenar y hacer actividades físicas. Calienta los músculos un poco.

Si te esfuerzas los músculos oblicuos, prueba algunas de las opciones de tratamiento que hemos proporcionado. Y, si cuidas tus músculos, hay una buena posibilidad de que te cuiden.

Artículo relacionado:

Dolor en el ligamento inguinal: causas, síntomas, estiramientos y consejos de tratamiento

Leave a Comment