¿Qué es un colon redundante? Consejos de dieta y tratamiento para seguir

Nuestro colon es una parte vital de nuestro sistema digestivo, y sin él, no podríamos procesar alimentos y productos de desecho y toxinas de nuestro sistema de forma natural. Para algunas personas, el colon se extiende en longitud, lo que puede presentar dificultades con el proceso de eliminación. Observaremos los síntomas del llamado colon redundante y aprenderemos algunas técnicas de cuidado en el hogar para asegurar un estilo de vida saludable.

El colon también se conoce como el intestino grueso, y se lo conoce como la última parte de el tracto digestivo. Desde el intestino delgado hasta el recto, el colon es responsable de absorber el agua y transportar los productos de desecho a medida que se contraen las paredes musculares. Dentro del colon, hay bacterias saludables a lo largo de estas paredes que trabajan para descomponer los alimentos no digeridos. Comprende el colon descendente, el colon ascendente, el colon transverso y el colon sigmoide. El colon como un todo tiene un promedio de 47 a 60 pulgadas de largo.

¿Qué es un colon redundante?

Ahora que entendemos cómo funciona el colon, ¿qué significa el colon redundante? Cuando se hace referencia al colon como redundante, simplemente significa que el colon suele ser largo. La longitud adicional se ve generalmente en el colon descendente, o en la tercera y penúltima porción del colon. Puede tener vueltas y giros a lo largo del camino, dándole el nombre adicional de colon tortuoso o colon alargado.

Síntomas del colon redundante

Puede ser difícil determinar los síntomas de un colon redundante por dos razones. En primer lugar, los síntomas se asemejan a los de otros trastornos y enfermedades y pueden confundirse con problemas digestivos leves. En segundo lugar, un colon redundante a menudo no presenta ningún síntoma. Si hay síntomas, pueden variar de leves a severos y pueden requerir tratamiento. Los síntomas más comunes de un colon redundante son:

  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Hinchazón
  • Impactación fecal

Causas de colon redundante

Se observa un caso de colon redundante en su mayoría en aquellos con un factor de riesgo genético para esta condición. Esto significa que los miembros de la familia de un paciente de colon redundante tienen un mayor riesgo de desarrollar el trastorno. En otros casos, la causa es en gran parte desconocida.

Complicaciones redundantes de colon

Mientras que algunos casos de colon redundante pueden no causar preocupación en cuanto a los síntomas, los pacientes aún corren el riesgo de sufrir complicaciones graves. El colon puede retorcerse de tal manera que se desarrolla un bloqueo y disminuye o detiene la eliminación de las heces. Esto se conoce como vólvulo del colon y requiere atención médica inmediata en la forma de un procedimiento quirúrgico.

Si la porción del colon sigmoide se retuerce, crea la condición llamada vólvulo sigmoideo. Cuando se trata de esta sección, pueden presentarse complicaciones como estreñimiento severo, distensión abdominal, náuseas y vómitos.

Las complicaciones del estreñimiento pueden provocar prolapso rectal o fisuras anales. Estos pueden ver que las complicaciones físicas del intestino se extienden más allá del ano. Otras complicaciones pueden ser hemorroides, diarrea severa y sangre en la materia fecal.

Tratamiento redundante de colon

Como la mayoría de los casos de colon redundante no presentan ningún síntoma notable, solo pueden diagnosticarse mediante pruebas para quejas gastrointestinales. Estas pruebas incluyen radiografías y posiblemente una colonoscopia.

El tratamiento para el colon redundante se enfoca en cambiar su dieta regular y beber muchos líquidos. Si la condición requiere atención médica, muchos casos se envían a un cirujano con fines reconstructivos, o la posible extirpación de la porción dañada del intestino grueso.

Dieta de colon redundante

Para ayudarlo a mantener un estilo de vida saludable y regular al lidiar con una condición redundante del colon, hemos enumerado algunos consejos para incorporar en sus hábitos diarios.

1. Dieta

Para una dieta de colon redundante, es importante incluir alimentos con alto contenido de fibra para prevenir el estreñimiento y sus síntomas de hinchazón, incomodidad y dolor. Los alimentos enriquecidos con fibra ayudarán a ablandar las heces para disminuir la tensión en el colon. La cantidad diaria recomendada de fibra es de 20 a 25 gramos en una dieta diaria de 2.500 calorías. Incorpore gradualmente laxantes naturales en su menú diario, como semillas de lino, panes integrales, frijoles, frutas, lentejas y verduras. También puede disfrutar de golosinas sabrosas como palomitas de maíz para aumentar la ingesta de fibra. Las ciruelas pasas son una opción maravillosa para mantener la función intestinal con fibra, sorbitol y componentes de ácido fenólico. Evite los alimentos procesados ​​ya que los aditivos pueden compensar cualquier fuente de fibra.

2. Líquidos

La condición redundante del colon a menudo resulta en movimientos intestinales duros y dolorosos. Al beber agua, sus heces serán mejor expulsadas.

3. Ejercicio

Se sabe que el ejercicio mantiene a una persona regular en cuanto a movimientos intestinales y puede ayudar con problemas de colon redundante. No tiene que ser extenuante, ya que caminar es un gran ejercicio para mantener el correcto funcionamiento digestivo.

La afección médica, el colon redundante, puede enviar escalofríos por la columna vertebral, pero en la mayoría de los casos no hay síntomas. De hecho, muchas personas no saben que tienen giros o bucles anormales en el colon hasta que tienen una colonoscopia programada o pruebas de imágenes para problemas digestivos. Si bien un colon redundante puede provocar complicaciones que requieren cirugía, existen formas de vivir cómodamente y evitar tales dificultades. Los remedios caseros naturales y los cambios en el estilo de vida pueden mejorar enormemente sus posibilidades de evitar los efectos adversos del trastorno.

Leave a Comment