15 mejores remedios caseros para mejorar la circulación sanguínea

La mala circulación es un problema de salud que aflige a muchos de nosotros. Puede tener efectos secundarios que van desde menores manos y pies fríos a dolencias más graves, como dolor en las piernas o latidos cardíacos irregulares. Si lo deja pasar el tiempo suficiente sin tratamiento, la mala circulación puede ocasionar algunos problemas de salud bastante graves.

Entonces, ¿qué puede hacer usted para un tratamiento de mala circulación? Afortunadamente, existen tratamientos no invasivos de mala circulación disponibles que pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea de forma natural. Como beneficio adicional, la mayoría de estos remedios caseros de mala circulación son fáciles de hacer.

15 Remedios caseros para mejorar la circulación sanguínea

La mayoría de estos remedios naturales de baja circulación se pueden hacer desde la comodidad de su hogar, y sin los efectos secundarios negativos de la cirugía o medicamentos recetados.

1. Hidroterapia

La hidroterapia es simplemente una forma más elegante de decir un buen remojo. Tomar un baño caliente, una bañera de hidromasaje, un baño de vapor y similares puede ayudar a dilatar los vasos sanguíneos, lo que promueve la circulación sanguínea.

2. Cayenne

Cayenne puede ayudar a promover la circulación de la sangre debido a su ingrediente activo llamado capsaicina. Se ha descubierto que la capsaicina estimula el flujo sanguíneo y fortalece las arterias y los capilares. Puedes intentar consumirlo en varias mezclas. Una de esas mezclas incluye media cucharadita de pimienta de cayena en polvo, dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana orgánico y una cucharada de melaza de blackstrap en una taza de agua. Beber esta mezcla dos veces al día podría ayudar a su problema de circulación. Las mujeres embarazadas, sin embargo, deben evitar la cayena.

3. Jengibre

El jengibre es un remedio casero de gran prestigio para una serie de dolencias diferentes, pero también podría ayudar con la mala circulación. El jengibre contiene compuestos antioxidantes, gingeroles y zingerona, que según los informes tienen un efecto de calentamiento en el cuerpo que ayuda a promover la circulación sanguínea. Lo bueno de jengibre es que es fácil de consumir. Puedes beberlo en té de jengibre, masticar una rebanada o dos, o simplemente agregarlo a tu cocina. Si la idea de masticar jengibre crudo no es demasiado atractiva, es posible que pueda encontrarla en forma de píldora en muchas tiendas de alimentos naturales.

4. Ajo

Otro ingrediente común en muchos remedios caseros, el ajo puede ayudar a la circulación sanguínea deficiente, así como prevenir la agregación plaquetaria y bajar la presión sanguínea . Al igual que el jengibre, el ajo es muy fácil de consumir, ya que se puede agregar fácilmente a muchas recetas, pero también se puede comer crudo (se sugieren uno o dos dientes crudos al día). Si no puede manejar el sabor del ajo, está disponible en forma de píldora.

5. Masaje con aceites esenciales

El uso de aceites esenciales para la terapia de masaje no solo puede ayudar a promover la circulación, sino que también puede aliviar los síntomas de mala circulación, como los músculos doloridos. Los aceites esenciales recomendados son el romero, el eucalipto y la lavanda. Masajear con estos aceites ayudará a calentar el tejido y mantener la piel suave, lo que ayudará a promover la circulación.

6. Estiramiento

Puede parecer inusual, pero simplemente estirar los miembros que experimentan problemas de circulación deficiente puede ayudar. En este sentido, es posible que desee considerar el yoga, ya que la antigua práctica hindú tiene que ver con el estiramiento y el movimiento. El yoga también tiene el beneficio adicional de un ejercicio de bajo impacto. Si te sientas durante largos períodos de tiempo, recuerda levantarte, estirar y moverte un poco. Sentarse durante demasiado tiempo puede afectar su circulación.

7. Ejercicio

El ejercicio regular, especialmente las actividades que ayudan a fortalecer el sistema circulatorio (como el cardio), pueden ayudar a promover el flujo sanguíneo. Simplemente caminar durante 30 minutos, cinco días a la semana puede marcar la diferencia. El ejercicio regular beneficiará a su cuerpo como un todo como un efecto secundario saludable. Recuerde estirar antes de hacer ejercicio no solo para evitar lesiones, sino también para maximizar los beneficios para su sistema circulatorio.

8. Té verde

Los antioxidantes del té verde podrían ayudar a relajar las arterias y promover el flujo sanguíneo. También puede ayudar a aumentar los niveles de óxido nítrico en la sangre. Este compuesto puede ayudar a ensanchar los vasos sanguíneos, lo que también podría aumentar el flujo sanguíneo.

9. Dejar de fumar

Si es fumador, renuncie. Los cigarrillos contienen numerosos ingredientes que son desastrosos para su salud, pero varios de ellos giran alrededor del corazón y el sistema circulatorio. La nicotina que se encuentra en los cigarrillos es particularmente mala para la circulación sanguínea.

10. Evite el alcohol

Hay un poco de advertencia sobre esto. Desea evitar los alcoholes en exceso porque el abuso de alcohol puede provocar varios problemas de salud que afectan al corazón, lo que también podría causar problemas con la circulación. Recuerde beber siempre con moderación e intente evitar los alcoholes con alto contenido de azúcar. El vino tinto es una mejor opción para una bebida o dos, ya que contiene una serie de antioxidantes que pueden ayudar a la circulación y a la salud general del corazón.

11. Sandía

Agregar sandía a su dieta también puede ayudar a su baja circulación, ya que contiene licopeno, el poderoso pigmento de la planta responsable de su tono rojo brillante. El licopeno puede ayudar a evitar que la placa se acumule en las paredes de las arterias, lo que a su vez facilitará el flujo de sangre a través de su cuerpo.

12. Dark Chocolate

Según el Journal of the American Heart Association el chocolate negro (estamos hablando de chocolate que es 70% de cacao o más oscuro) puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo en las piernas, ya que puede ayudar al arterias para ensanchar.

13. Cúrcuma

La cúrcuma es una especia utilizada a menudo para agregar un poco de calor a platos de comida de todo el mundo. También es una especia que contiene el compuesto químico curcumina, que podría ayudar a prevenir la acumulación de placa en las arterias y evitar que las plaquetas de la sangre formen coágulos. Ambas cosas podrían ayudar con la circulación sanguínea. La cúrcuma se puede agregar a varias recetas, pero también puedes consumirla en forma de bebida. Agregue una cucharadita de cúrcuma a una taza de leche y un poco de miel al gusto. Beber este brebaje puede ayudar con la mala circulación.

14. Aceite de coco

El aceite de coco puede ayudar a sus problemas de mala circulación debido a los triglicéridos y las grasas saludables que se encuentran dentro. Estas propiedades pueden ayudar a aliviar la inflamación de las arterias, lo que permite un mejor flujo de sangre en todo el cuerpo. Se recomiendan dos o tres cucharadas de aceite de coco extra virgen una vez al día para obtener la máxima eficacia.

15. Relax

Esta será una de las cosas más difíciles de hacer en esta lista para muchas personas. La relajación y el alivio del estrés pueden ayudar a dilatar los vasos sanguíneos, lo que lleva a una mejor circulación. Cómo te relajas depende de ti y de tus preferencias, pero la meditación es una forma históricamente efectiva de despejar tu mente de las tensiones de la vida y del mundo. El yoga es una buena forma de combinar relajación y ejercicio. O tal vez todo lo que necesita hacer es sentarse con algunas melodías relajantes mientras descansa en el sofá. La clave, sin embargo, es relajarse y dejar que esos vasos sanguíneos se dilaten.

Se puede mejorar la mala circulación sanguínea

Como resultado, puede probar muchos remedios caseros para mejorar la mala circulación, la mayoría de los cuales no solo pueden ayudar con mala circulación, pero también pueden mejorar su corazón y su salud en general. Si cree que puede tener mala circulación, puede tomar medidas adicionales para mejorar la situación antes de que los efectos más graves se arraiguen o se produzcan daños. La mayoría de nuestros remedios se fabrican fácilmente con ingredientes que se adquieren fácilmente o actividades que se realizan fácilmente. Sin embargo, como muchos de estos remedios incluyen plantas y hierbas naturales, es importante conocer las alergias o sensibilidades que pueda tener. Como siempre, consulte con su médico o farmacéutico antes de tomar cualquier remedio herbal.

Leave a Comment